19 oct 2020

Ir a contenido

Aena prevé que la ampliación de la T1 de Barcelona-El Prat con la terminal satélite empiece entre 2021 y 2022

EuropaPress

Lucena defiende el modelo de red de la empresa pública ante una competencia internacional

El presidente de Aena, Maurici Lucena, ha anunciado que prevé que las obras para la ampliación de la T1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat con la terminal satélite empiecen entre 2021 y 2022, y que el proyecto que le "dará forma" se aprobará a finales de marzo en un consejo de administración que la empresa pública celebrará en Barcelona.

Así lo ha asegurado este lunes Lucena en la conferencia 'Reflexiones sobre Aena y la gestión de los aeropuertos en el siglo XXI', enmarcada en un encuentro del 'Cercle Financer' de la Societat Económica Barcelonesa d'Amics del País.

Lucena ha explicado que estará "todo listo" para que las obras se inicien en 2021-2022 y para que en 2026 estén acabadas la nueva terminal, la plataforma de estacionamiento de aeronaves y un edificio de aparcamientos.

"Aena cumple los plazos", ha remarcado Lucena respondiendo a una pregunta sobre la nueva terminal para la T1 tras su ponencia, que ha tenido lugar en el salón de actos de CaixaBank.

AEROPUERTO DE EL PRAT

Lucena ha indicado que el Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, que ha cambiado su nombre desde el viernes pasado, ha multiplicado su capacidad por cinco en los últimos 27 años, desde la celebración de las Olimpiadas en la ciudad: de diez millones de pasajeros en 1992 hasta los 50 millones en 2018.

Ha remarcado que con la construcción de la T1 en 2009 se calculaba una capacidad máxima para El Prat de 55 millones de usuarios, y que se han registrado ocho años consecutivos de fuertes crecimientos de tráfico: "Esta capacidad puede que la alcancemos antes", ha alertado.

Es por ello que ha aseverado que Aena "ya trabaja" para aumentar la capacidad, no solo con la nueva terminal satélite en El Prat, sino también con la conexión viaria con el Aeropuerto Girona-Costa Brava y la ampliación de una terminal en la instalación gerundense.

Lucena ha detallado que esto permitirá que en 2026 la capacidad de El Prat se amplié hasta los 70 millones de pasajeros, a los que se añadirán 10 millones más con la combinación con el Aeropuerto de Girona, lo que permitirá "vivir con tranquilidad" en los próximos años e incluso décadas, ha subrayado.

Asimismo, para el Aeropuerto de Barcelona también se contempla la remodelación del Dique Sur de la T1 y el acceso ferroviario con Rodalies a la misma terminal, intervenciones que buscan que sea una infraestructura "más accesible y tenga más capacidad".

MODELO DE RED

Lucena ha defendido el modelo de red de Aena, empresa pública que gestiona 46 aeropuertos y dos helipuertos en España, ante un mercado caracterizado por la competencia internacional y no tan local.

Ha expuesto que con este modelo el conjunto de aeropuertos "se prestan tráfico los unos a los otros" y que permite operar infraestructuras que por su tamaño no serían rentables a nivel individual, pero sí que inducen más operaciones a otras y fomentan la cohesión social al cubrir diferentes territorios del país.

También ha sostenido que se consigue fomentar las economías de escala y optimizar las buenas prácticas en el conjunto de instalaciones operadas.

En ese sentido, ha señalado que competidores internacionales están tendiendo a este modelo de red, como, por ejemplo, el Aeropuerto de Amsterdam-Schiphol.

Es por ello que ha remarcado que esta gestión permite que Aena tenga las tarifas más competitivas si se compara con los mismos aeropuertos de la misma categoría del panorama europeo: "La traducción económica de este modelo es muy eficiente".

Para Lucena, estas tarifas competitivas y la eficiencia de la empresa, que ha remarcado que obtiene beneficios y se caracteriza por una gestión descentralizada, han permitido que Aena haya podido asumir el volumen actual de pasajeros y los crecimientos que se han ido registrando.