Ir a contenido

prestaciones

El Gobierno aprueba un préstamo de 13.830 millones para pagar las pensiones

La aportación a la Seguridad Social asegurará el pago de las extras de junio y noviembre de este año

Salvador Sabrià

Concentración de pensionistas. 

Concentración de pensionistas.  / FERRAN SENDRA

El Consejo de Ministros ha aprobado la concesión de un préstamo del Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social por importe de 13.830 millones de euros, con el objetivo de proporcionar cobertura adecuada a las obligaciones de la Seguridad Social y posibilitar el equilibrio presupuestario de la misma, según consta en la referencia oficial de la reunión gubernamental. El préstamo se podrá utilizar si es necesario para las pagas extras de las pensiones de junio y noviembre.

En esos dos meses, la Seguridad Social abona conjuntamente la nómina ordinaria y extraordinaria de las pensiones, un desembolso que supera los 18.000 millones de euros y que puede generar tensiones de liquidez al Sistema. "Para afrontar esta situación y cumplir con el pago puntual de las pensiones, se articulan dos libramientos del préstamo en los meses de junio y noviembre", recalca el Gobierno.

Del total del dinero prestado, la Seguridad Social librará 7.500 millones de euros con fecha límite el 1 de julio de 2019 para abonar la nómina doble de más de 9,7 millones de pensiones, que en junio perciben la paga ordinaria y extraordinaria. Los 6.330 millones de euros restantes del préstamo se utilizarán para abonar las pagas ordinaria y extraordinaria en el mes de noviembre. La fecha límite en este caso es el 1 de diciembre de 2019.

La concesión del préstamo realizada hoy asegura el pago puntual de las pensiones y permite a la Seguridad Social planificar con suficiente antelación la disposición de recursos necesarios para hacer frente a estos desembolsos extraordinarios.

La cifra aprobada hoy es la misma que se adoptó para el ejercicio del 2018. El pasado 16 de noviembre el Gobierno aprobó la última concesión de un préstamo del Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social por importe de 6.330 millones de euros para el abono de la paga extraordinaria de pensiones de noviembre, que oficialmente se abonó el 1 de diciembre. El libramiento era la segunda parte del préstamo presupuestario de 13.830 millones, de los que se utilizaron ya 7.500 millones de euros el pasado junio del 2018.

El préstamo fue insuficiente para el abono de la paga extraordinaria, por lo que el Gobierno dispuso también deberá disponer de 3.000 millones de euros adicionales del Fondo de Reserva. Cuando se aprobó el Presupuesto del 2018, en mayo, las previsiones del Comité de Gestión del Fondo de Reserva eran utilizar 5.000 millones para cuadrar las cuentas de la Seguridad Social, según consta en las actas de este órgano. La mejora en la recaudación permitió reducir la disposición a 3.000 millones de euros, segón informó el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que dirige Magdalena Valerio .