Ir a contenido

RESULTADOS

Repsol ganó 2.341 millones en el 2018, el máximo en ocho años

La subida del petróleo y la mayor producción compensan las menores ventas a clientes

Imaz ganó 4,282 millones el año pasado y Brufau, 3,105 millones, en línea con el 2017

P. Allendesalazar

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el consejero delegado, Josu Jon Imaz.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el consejero delegado, Josu Jon Imaz. / EFE / CHEMA MOYA

Repsol ganó 2.341 millones de euros el año pasado, un 10,4% más que en el 2017 y el beneficio más alto en ocho años. La mejora se debió sobre todo al negocio de exploración y producción, que elevó su resultado un 109%, hasta los 1.325 millones, gracias a la subida del precio del petróleo (el 'brent' se encareció un 32%, hasta una media de 71 dólares por barril) y, en menor medida, el aumento de la producción (un 3%, hasta los 715.000 barriles al día).

En cambio, el área de 'downstream' (refino, química, 'marketing', lubricantes, gases licuados del petróleo, 'trading' y gas, y Repsol Electricidad y Gas) redujo su beneficio el 15,6%, hasta los 1.583 millones, debido al deterioro económico mundial y a la debilidad del dolar frente al euro. La venta de productos petrolíferos se mantuvo estable, pero la de los petroquímicos cayó el 8,6% y la de gases licuados bajó el 3,2%.

La situación de Venezuela, donde la compañía está presente desde 1993, también ha perjudicado el resultado. Repsol realizó el año pasado provisiones por 1.159 millones (843 millones contra la cuenta y 316 millones contra reservas) debido a la pérdida de valor de sus activos en el país y al riesgo de no cobrar lo que le debe la petrolera pública PDVSA.

Su consejero delegado, Josu Jon Imaz, ha desvelado este jueves que la compañía está ganando 540 clientes nuevos al día en el negocio de suministro de gas y electricidad en España desde que compró los activos no regulados de generación y la comercializadora de Viesgo en noviembre por 750 millones, con lo que ya cuenta con 810.000, un 8% más. Imaz ganó el año pasado 4,282 millones y el presidente, Antoni Brufau, 3,105 millones, en los dos casos en línea con el 2017.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 7.513 millones, el 11,8 % más. La deuda se redujo un 45%, hasta los 3.439 millones, sobre todo gracias a la venta de su histórica participación en Naturgy. Repsol ha confirmado que su objetivo es incrementar el dividendo hasta situarlo en 1 euro por acción en 2020, así como que prevé la recompra total de las acciones emitidas en el programa Repsol dividendo flexible.

Temas: Repsol