Ir a contenido

energía

Enagás ganó el año pasado el 1% más

La compañía obtuvo el año pasado un beneficio neto de 442,6 millones

Antonio Llardén, presidente de Enagás.

Antonio Llardén, presidente de Enagás. / DANNY CAMINAL

Enagás obtuvo el año pasado un beneficio después de impuestos de 442,6 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 1% en términos comparables y se mantiene dentro de los objetivos del grupo. En este resultado ha sido clave la aportación de las sociedades participadas, que se ha situado en aproximadamente el 20%.

En línea con la estrategia de rotación de activos, la compañía vendió su participación del 50% en el operador sueco Swedegas. Esta venta ha supuesto para Enagás una entrada de caja de más de 100 millones de euros.

La compañía presidida por Antoni Llardén presentará antes de la junta de accionistas su Perspectiva 2019-2023. Enagás prevé que su crecimiento se centrará en mercados que considera prioritarios como en su plan estratégico (Europa y Eje del Pacífico: México, Perú, Chile, Colombia y Estados Unidos).

También mantendrá una política de dividendo sostenible en el medio y largo plazo, con un incremento previsto del 5% anual hasta el 2020. Ese año, el dividendo para un accionista de Enagás será de 1,68 euros brutos por acción.

Desde esa cifra comprometida en 2020 y para el periodo siguiente a partir del 2021, el dividendo de Enagás continuará creciendo como mínimo un 1% anual durante los años 2021, 2022 y 2023.