Ir a contenido

cuentas para el 2019

El Govern prevé un aumento de gasto del 7%, hasta 26.157 millones

Aragonès, que quiere primero ver si cuenta con apoyos para tramitar su proyecto, afirma que se recupera el nivel de gasto social corriente anterior a los recortes

Agustí Sala

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès. / JUAN CAMILO MORENO

El Govern prevé un incremento de 1.715 millones de euros en el gasto no financiero no finalista (aquel sobre el que tiene capacidad de decisión), un aumento del 7% con respecto alos presupuestos del 2017, los últimos aprobados; hasta 26.157 millones de euros.

Los ingresos no financieros no finalistas registran un alza del 11,2%, hasta los 25.234 millones. El aumento del gasto se concentra en Educació y Salut, con alzas del 9,9% y el 6,1%, respectivamente; y en Treball, Afers Socials i Família, con el 13,3%. 

En total, los distintos departamentos de la Generalitat dispondrán de 1.665,5 millones más, el 7,4% más que en las cuentas del 2017, hasta alcanzar los 24.281,9 millones, si prospera la propuesta del Ejecutivo catalán.

Según el 'vicepresident' y 'conseller' de Economia, Pere Aragonès, que ha admitido medidas posibles en materia de IRPF o sucesiones, ha explicado que la dotación de Educació "recupera los niveles precrisis", hasta 5.244,3 millones. La dotación de Salut llegará a los 9.282,5 millones. Una de las medidas destacadas es el despliegue del tercer tramo de la ley de renta garantizada de ciudadanía.

El 'vicepresident' asegura que se recuperan los niveles de gasto corriente social anteriores a la crisis, no los de inversión, que había en el 2010, cuando comenzaron los recortes. Para presionar a los otros grupos parlamentarios, Aragonès ha afirmado que sería "un error pensar que el país podría estar uno o dos años más sin presupuestos", cuando este proyecto "no es solo para recuperar sino para construir". A su vez ha afirmado que, en el caso de que no prosperaran las cuentas, existen gastos por 1.200 millones que habría que asegurar.    

Crecimiento del 2,5%

El Govern estima que la economía catalana crecerá este año el 2,5%, tres décimas más que en el conjunto del Estado. Con todo ello se crearán 72.100 empleos y la tasa de paro se situará por debajo del 10% (9,7%), ha afirmado el 'vicepresident'.   

Aragonès ha explicado que el Govern ha hecho llegar el anteproyecto de presupuestos de la Generalitat para el 2019 a todos lo grupos parlamentarios antes de su aprobación y que ahora "pasa a ser público". A su juicio son suficientemente importantes para que se puedan tramitar. De hecho ha supeditado posibles cambios fiscales a que les apoyen el proyecto. 

La idea es constatar en el pleno del miércoles que viene si hay grupos parlamentarios, en especial los Comuns, dispuestos a negociar el proyecto de cuentas.

Indicadores de bienestar y progreso

El proyecto incluye no solo los indicadores macroeconómicos sino indicadores de bienestar y progreso que reflejan "niveles de desigualdad que hay que corregir"; y "un escenario presupuestario plurianual.   

Aragonès ha destacado que en el 2018 se cumplieron por segundo año consecutivo los objetivos de déficit, "a pesar de ser injustos". Para este año el objetivo es el 0,1% del PIB.

El peso de la deuda sobre PIB bajará al 32,7%, frente a 33,8% estimado para el 2018. 

Aragonès ha explicado las línas maestras del anteproyecto junto con a ‘consellera’ de Presidència y portavoz del Govern, Elsa Artadi, y el titular de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró.

El Govern han ratificado la devolución de las pagas extras pendientes, que se liquidará progresivamente hasta el 2022. Este año se llegará al 40%.

Últimos aprobados en el 2017

La Generalitat funciona con las cuentas prorrogadas del 2017, el último ejercicio en el que se presentaron y aprobaron unos presupuestos, entonces bajo la batuta del que era 'vicepresident' y 'conseller' de Economia, Oriol Junqueras.

La prórroga de las cuentas significa que se tienen que mantener en las mismas cuantías los créditos presupuestarios de los gastos de las cuentas del 2017. No se prorrogan los destinados a programas o actuaciones que finalizaron ese año.

Durante el periodo de prórroga no se pueden tramitar gastos de los capítulos seis, siete y ocho, que incluyen básicamente inversiones, con la excepción de los autorizados por acuerdos de gobierno con carácter plurianual. En todo caso se pueden autorizar excepciones.

A lo largo del 2018, el esfuerzo del sucesor de Junqueras, Aragonès, consistió en cumplir con el compromiso del déficit del 0,4% del producto interior bruto (PIB), que acabó consiguiendo, al cerrar el ejercicio en el 0,38% del PIB.

Para ello optó octubre por determinar el cierre presupuestario de las 'conselleries', un mes antes de lo habitual. Además reclaó al conjunto del sector público que restringiera el gasto correinete en un 5% y las inversiones en un 10% en lo que quedaba de año.