Ir a contenido

ANUARIO MERCANTIL DEL COLEGIO DE REGISTRADORES

La marcha de empresas de Catalunya a Madrid se mantiene

Un total de 2.359 firmas catalanas trasladaron la sede el pasado año, 1.288 a la capital de España

El Registro Mercantil detectó 467 compañías que llegaron a Catalunya procedentes de otras zonas del país

Eduardo López Alonso

Independentistas en dirección a una protesta convocada por Asamblea Nacional Catalana  y Òmnium Cultural, en el 2017. 

Independentistas en dirección a una protesta convocada por Asamblea Nacional Catalana  y Òmnium Cultural, en el 2017.  / EFE / ENRIC FONCUBERTA

El número de empresas que traladaron su sede de Catalunya a otras comunidades autónomas el año pasado fue de 2.359. De estas, 1.288 se fueron a Madrid, en una tendencia iniciada con las tensiones soberanistas iniciadas con el referendo del 1 de octubre del 2017. El año pasado se produjeron un total de 6.139 traslados de sedes empresariales en España. El imán de la capital de España a la hora de atraer sedes de empresas siguió el pasado año con fuerza a tenor de la estadística del Colegio de Registradores de España, que en su 'Anuario Mercantil 2018' refleja que 2.530 firmas trasladaron su sede en España para situarla en Madrid. Por el contrario, un total de 467 empresas se trasladaron a Catalunya. Pese a la endeblez de los datos en términos cualitativos, ya que no se conoce el tamaño de esas empresas, el dato confirma la fortaleza de los flujos hacia Madrid y la menor capacidad de Catalunya para atraer sedes implantadas en el resto de España. 

El peso del sector del comercio y otros servicios (no financieros, inmobiliarios o de comunicaciones) alcanzó el 44% en la constitución de nuevas sociedades mercantiles en el 2018, mientras que el sector de la construcción y los servicios inmobiliarios representó el 23,5% y la hostelería el 10,6%. La estadística de constitución de empresas muestra que España es un país centrado en el sector terciario y con esos tres sectores como puntales del crecimiento económico y la vitalidad empresarial. 

El Anuario Mercantil de 2018 publicado este lunes por el Colegio de Registradores, que muestra que la constitución de sociedades mercantiles aumentó el 1,1% el año pasado, hasta las 96.015 nuevas empresas, lejos de los máximos históricos de 150.000 constituciones del 2006. 

En los últimos cuatro años, tanto construcción como servicios inmobiliarios siguen aumentando su cuota de participación en las nuevas sociedades mercantiles y se acercan ya a una de cada cuatro constituciones. Estos incrementos se produjeron en el 2018 a costa de sectores mayoritarios como el comercio u otros servicios, pero también de la hostelería. El sector de Investigación y Desarrollo se estancó por debajo del 0,3% sobre el total constituido. Sin embargo, en el 2018 destacó la subida de un punto, pasando del 7% al 8% en su representación total, de las nuevas empresas del sector industrial, con un alza del 14,6% de dicho sector en los nuevos proyectos empresariales.

El Colegio de Registradores también constata una correlación clara entre las tasas de crecimiento de las tres magnitudes macro elegidas, PIB, formación bruta de capital fijo e inversión maquinaria y bienes de equipo, aunque con una tendencia bajista en esas mismas tasas de crecimiento desde el 2015, salvo el 2017.

Dado que en el 2018 ha aumentado ligeramente el número de nuevas sociedades constituidas pero la inversión "productiva" lo ha hecho menos que el año anterior, cuando las constituciones se desplomaron el 7,22%, el Colegio de Registradores explica que estas sociedades no han podido compensar el significativamente menor esfuerzo inversor de las empresas ya existentes, bien sea por una menor demanda o por unas expectativas no muy positivas sobre el futuro inmediato del mercado.

En el 2018 las sociedades limitadas mantuvieron, un año más, su predominio absoluto, llegando al 98,8% del total, mientras que las sociedades anónimas mantuvieron el 0,4% del total de constituciones, porcentaje similar al año anterior. Con relación a las nuevas formas societarias definidas en la ley de emprendedores, el año pasado se inscribieron en los registros mercantiles la constitución de 10 emprendedores de responsabilidad limitada (15 en el 2017) y 148 sociedades limitadas de formación sucesiva (167 en el 2017), por lo que se mantiene la escasa repercusión en la actividad empresarial de estas nuevas tipologías empresariales.

Por otra parte, las fusiones disminuyeron un 9%, alcanzando las 1.646 operaciones, con total predominio de las absorciones (1.622) sobre las fusiones por unión (43). En cuanto a las escisiones totales, disminuyeron el 17% en 2018, pasando desde 147 el año anterior a 122. También disminuyeron un 11,2% las escisiones parciales, pasando de 321 en 2017 a 285 en 2018.

Las segregaciones fueron en total 80 operaciones, un 25% más, y se produjeron 26 cesiones globales de activo y pasivo el año pasado, frente a las 19 operaciones de este tipo realizadas en 2017.

De igual forma, las extinciones inscritas en 2018 fueron 29.670, un 3,2% más que en 2017, manteniéndose estable la proporción de extinciones sobre constituciones alrededor del 30% en 2018. Los concursos de acreedores, después de varios años consecutivos con descensos cercanos al 20%, subieron el año pasado un 3,7%, visualizándose un suelo anual en el número de concursos alrededor de los 3.500 anuales, muy lejos por tanto de los más de 8.000 del máximo histórico producido en 2013.

A su vez, los acuerdos extrajudiciales de pagos sobre sociedades mercantiles tramitados a través de los registros mercantiles registraron 172 expedientes en el 2018 (138 en el 2017), estando a la cabeza Catalunya con 58, seguida de Madrid, con 23, y Andalucía, con 15.

Desde el punto de vista de la actividad económica efectiva, los depósitos de cuentas individuales de las sociedades mercantiles en el 2018 crecieron un 1,5%, hasta los 1.154.084 depósitos. Con relación a los grupos consolidados, el número de depósitos presentados fue de 3.469, un 3,2% más.

Destaca el uso de la tecnología de las empresas en la presentación de los depósitos individuales al Registro Mercantil: el depósito digital telemático representó el 84,3% del total y el digital presencial un 6,3%, siendo en formato papel el 9,4% restante. Por tanto, nueve de cada diez depósitos de cuentas se presentan en formato digital.