Ir a contenido

APOYO A LAS MUJERES

La coalición Verdes/ALE votará contra el nombramiento de Campa

Los eurodiputados de este grupo arremeten contra la nominación de tres candidatos hombres y anuncian su voto en contra

Silvia Martinez / Bruselas

José Manuel Campa. 

José Manuel Campa.  / X01622

La última vez que algunas voces en la Eurocámara pusieron el grito en el cielo por la falta de equilibrio de género en el nombramiento de altos cargos europeos fue hace un año, durante el proceso de elección del exministro de economía español y actual vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos. Este martes, esas mismas voces, volverán a afear la situación y a rechazar la terna de candidatos propuestos para ocupar otros tres altos cargos europeos: el español José Manuel Campa (Autoridad Bancaria Europea), el irlandés Philip Lane (economista jefe del BCE) y el italiano Sebastiano Laviola (SRB en sus siglas en inglés).

Será durante la comisión de asuntos económicos del Parlamento Europeo que celebrará una audiencia oral con Campa y el resto de candidatos. En opinión de la coalición formada en la Eurocamara por los Verdes y la Alianza Libre Europea, el compromiso del Eurogrupo de nombrar más mujeres ha quedado en papel mojado y en “palabras vacías” y por eso, votarán en contra

“A pesar de la petición generalizada de que debe haber más mujeres en los cargos de regulación y supervisión financiera más relevantes de la UE, tanto el Consejo como la Comisión presentaron nuevamente listas vergonzosas formadas solamente por hombres para cubrir los tres puestos”, han reprochado este lunes los eurodiputados de los Verdes, Ernest Urtasun y Sven Giegold

Ambos eurodiputados pedirán al resto de colegas que se opongan por “una cuestión de principios”. El desequilibrio actualmente es total. Según han lamentado, solo hay una mujer y cinco hombres en la junta ejecutiva del BCE y una mujer y 29 hombres en el consejo general del BCE. Además, y aunque una mujer preside actualmente la SRB, las otras tres autoridades europeas de supervisión están presididas por hombres. “Con los nombramientos previstos esta situación empeorará”, han advertido.