24 oct 2020

Ir a contenido

Covestro ganó 1.823 millones de euros en el 2018, el 9,3% menos

Eduardo López Alonso

El máximo responsable tecnológico de Covestro, Klaus Schäfer, el consejero delegado, Markus Steilemann, y el director general en España, Andrea Firenze. 

El máximo responsable tecnológico de Covestro, Klaus Schäfer, el consejero delegado, Markus Steilemann, y el director general en España, Andrea Firenze. 

Covestro ganó 1.823 millones de euros en el 2018, el 9,3% menos que en el 2017, por el aumento de la competencia, de los costes logísticos por el bajo caudal del río Rin y de las mayores inversiones y de los gastos del programa de eficiencia emprendido por la multinacional. La antigua división de plásticos de Bayer (MaterialScience) incrementó la facturación en el mismo periodo el 3,4%, hasta 14.616 millones de euros. Pese a la caída del beneficio, Covestro aseguró este lunes que incrementará el reparto del dividendo el 9%, hasta 2,40 euros por acción por el año 2018.

La caída de los precios y de los márgenes se debió en gran medida al aumento de los costes logísticos en Alemania por el menor transporte fluvial del Rin a causa del bajo caudal de esta vía, básica de transporte para la compañía. La facturación de Covestro bajó en el cuarto trimestre el 7,1% (3.272 millones de euros) y el beneficio neto un 86 % (79 millones de euros).

El presidente de Covestro, Markus Steilemann, dijo al presentar el balance que "la demanda de nuestros productos sigue estando intacta". Covestro, que inició en el 2018 inversiones en segmentos de crecimiento, y tuvo un flujo de caja libre operativo de 1.669 millones de euros, un 9,4 % menos, debido a esas inversiones. El grupo tiene previsto construir una nueva planta de producción del precursor de la espuma rígida MDI en Baytown, Texas (Estados Unidos). También quiere expandir la producción en el negocio de películas especiales en cuatro ubicaciones por todo el mundo.

Para antes de 2021 se prevé que el ahorro de costes alcance cerca de los 350 millones de euros anuales con el objetivo de limitar el aumento de los costes operativos. Covestro produce, por ejemplo, la materia prima que se utiliza en las espumas rígidas de poliuretano, que se usa como aislante en edificios y frigoríficos, y también policarbonatos. En el 2018, Covestro cerró la recompra acciones propias en tres tramos por valor de 1.500 millones de euros o del 9,8 % del capital.

El segmento de poliuretanos tuvo el año pasado un beneficio operativo de 1.412 millones de euros (-22,7%). El segmento de policarbonatos obtuvo un resultado operativo de 861 millones de euros (+28,1 %), tras el incremento de las ventas y el beneficio por la venta del negocio de planchas en EEUU. Sin embargo, los revestimientos, adhesivos y especialidades los bajaron a 371 millones de euros (-6,3 %) por el incremento de los precios de las materias primas y efectos negativos de los tipos de cambio.

Temas Química