Joaquín Almunia dirigirá la evaluación sobre el rescate a Grecia

El presidente del Eurogrupo destaca que tiene la "capacidad y experiencia adecuada" para liderar el ejercicio

Joaquín Almunia.

Joaquín Almunia. / VIRGINIA MAYO (AP)

1
Se lee en minutos
Silvia Martinez

El mecanismo europeo de estabilidad (MEDE) ya tiene a la persona que dirigirá la evaluación independiente del rescate a Grecia, país que entre 2010 y 2018 se vio obligado a pedir tres rescates seguidos por valor de 288.000 millones de euros para evitar la bancarrota y sanear sus cuentas. Será el ex vicepresidente de la Comisión Europea y ex secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, que ocupaba la cartera de asuntos económicos cuando estalló la crisis económica en la Eurozona (de 2004 a 2009), de la que pasó posteriormente a la de competencia (2010-2014).

Almunia, nominado por el presidente de la Eurozona, Mário Centeno, tendrá que presentar su informe a los gobernadores del MEDE en junio de 2020. Será el segundo informe tras una primera evaluación realizada por Gertrude Tumpel-Gugerell en 2017, que cubrió los rescates de Grecia, Irlanda, Portugal, Chipre y España. En el caso griego, el programa de rescate no había terminado por aquel entonces.

Noticias relacionadas

El objetivo será valorar la eficacia de un programa de rescate que llegó acompañado de dolorosas medidas de ajuste y reformas en materia de pensiones o empleo entre otras. Durante los ochos años bajo rescate Grecia perdió un 25% de su PIB y los ciudadanos un 40% de su poder adquisitivo mientras que el nivel de deuda se disparó al 180% del PIB.

“El proceso de ajuste en Grecia fue más desafiante y prolongado que en otros países de la Eurozona. Se necesita una evaluación profunda e independiente. Estoy encantado de que Almunia haya aceptado la misión” porque “tiene las capacidades y experiencia adecuada para liderar este ejercicio y entregar una evaluación independiente y seria”; ha valorado Cénteno que ha elegido el nombre en coordinación con el director del MEDE, el alemán Klaus Regling, que entre 2001 y 2008 fue director general de asuntos económicos en el Ejecutivo comunitario, puesto en el que ya coincidió con Almunia.