Ir a contenido

Telecomunicaciones

Telefónica vende sus filiales de Centroamérica a Millicon

La compañía reducirá su deuda con esta operación en aproximadamente 1.400 millones de euros

Sara Ledo

Telefónica emitió un breve pronunciamiento en el que expresa su disposición a colaborar con las autoridades de Costa Rica.

Telefónica emitió un breve pronunciamiento en el que expresa su disposición a colaborar con las autoridades de Costa Rica. / EFE

Telefónica ha vendido a la operadora Millicom International Cellular, la comercializadora de la marca 'Tigo', sus filiales de Costa Rica, Panamá y Nicaragua, por un valor de 1.455 millones de euros, según ha informado la compañía en un hecho relevante a la CNMV. Un acuerdo que llega pocos días después de que la operadora española se deshiciese también de sus filiales de Guatemala y El Salvador que vendió a América Móvil.

De esos 1.455 millones de euros, 503 millones corresponden a la venta de Telefónica Costa Rica, 573 millones de euros a Telefónica Panamá y 379 millones de euros a Telefónica Nicaragua. En el caso de las filiales de Panamá y Nicaragua, Telefónica participa en ellas al 60% (el 40% restante pertenece a Corporación Multi Inversiones) por lo que la compañía se embolsará un poco más de 1.000 euros por el conjunto de la venta. La operación supone un múltiplo implícito para el importe total de la transacción de aproximadamente 6,7 veces el Oibda 2018 estimado de las tres compañías.

La plusvalía antes de impuestos y minoritarios se estima que ascenderá, aproximadamente, a 800 millones de euros. Así, con esta operación, junto a las ventas de las dos filiales de Guatemala y El Salvador hace casi un mes, Telefónica se hace con 2.025 millones de euros, con un múltiplo implícito conjunto de 7,4 veces el Oibda estimado de todas las compañías, lo que servirá a la compañía para reducir su deuda -que en el mes de septiembre se situaba en los 42.636 millones de euros- en alrededor de 1.400 millones de euros.

Según precisa la compañía en el hecho relevante, esta operación se enmarca dentro de la política de gestión de cartera de activos del grupo Telefónica, basada en una estrategia de creación de valor, optimización del retorno sobre el capital y posicionamiento estratégico. Así como, "complementa" el objetivo de reducir su deuda y fortalecer el balance por la vía orgánica.

Temas: Telefónica