Ir a contenido

Multa

Endesa da de alta en tres contratos de la luz a una fallecida

La CNMC multa a la compañía por esta irregularidad y por no poder acreditar cambios en 17 contratos

Sara Ledo

Un hombre camina bajo el logo de Endesa en la sede de la empresa en Madrid 

Un hombre camina bajo el logo de Endesa en la sede de la empresa en Madrid  / ANDREA COMAS / REUTERS

Una mujer fallece el 18 de abril de 2016 y el 9 de septiembre de ese mismo año su hijo recibe tres cartas de la comercializadora eléctrica dando la bienvenida a la fallecida como nueva cliente de la empresa. Lejos de ser una broma pesada, esta situación la vivió un vecino de Las Palmas de Gran Canaria hace tres años, cuando Endesa –la comercializadora con quien su madre tenía el contrato de la luz en tres inmuebles desde el año 2012- cambió el contrato de la propietaria sin su permiso, había fallecido cinco meses antes.

Entonces, el hijo de la fallecida presentó una reclamación contra la empresa ante la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, que dio lugar a la apertura de un expediente sancionador por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en junio de 2018. Este miércoles dicho expediente se salda con una multa de 90.000 euros para Endesa por incumplimiento "de los requisitos de contratación y apoderamiento con los clientes".

La compañía, según precisa el informe de la CNMC, justificó en sus alegaciones que el alta en los tres contratos fue un error que resolvió "tras el análisis de la reclamación", al comprobar que los contratos "no se gestionaron de forma correcta debido a una incidencia administrativa". Así, según explica, dichos contratos fueron rescindidos con fechas 06/03/2017, 14/02/2017 y 06/03/2017. Por ello, añade Endesa, como no se había ocasionado "ningún tipo de perjuicio" al reclamante ni tampoco la empresa había obtenido "beneficio alguno", esta no era culpable de la infracción, por lo que solicitó el archivo del procedimiento.

Un argumento que no convenció a la sala de supervisión regulatoria de la CNMC que determinó que la empresa era responsable de tres infracciones leves por "incumplimiento de los requisitos de contratación con los clientes" y recibiría, por tanto, una multa de 30.000 euros por cada una.

Además, el regulador ha multado este miércoles a Endesa con otros 170.000 euros por no tener la documentación que acreditase la voluntad de algunos clientes de cambiar de suministrador en 14 contratos de la luz y 3 contratos de gas natural.

No es la primera vez

Esta no es la primera vez que Endesa cambia contratos sin avisar a sus clientes, a juicio de la CNMC. El regulador recuerda que, en enero, Endesa ya recibió el primer aviso del año en forma de multa por "irregularidades" en torno a los contratos. En ese caso, el expediente se debió a que un cliente de la eléctrica que disfrutaba del bono social se cambió de domicilio en mayo de 2016 –previo aviso a la empresa- y Endesa le pasó del mercado libre al regulado; cuando se quejó, la empresa le pasó al regulado, pero sin bono social. Y no fue hasta septiembre de 2016 que consiguió volver a su tarifa habitual.

No obstante, no es la única comercializadora que ha sido señalada por el regulador por cambios de contratos que se han traducido en multas. Así, en marzo del 2018 las señaladas fueron la citada Endesa, junto a Iberdrola, Gas Natural y Viesgo, después de 7 reclamaciones de usuarios que presentaron sus denuncias por haber sufrido un cambio de comercializador sin haber dado su consentimiento.