Ir a contenido

audiencia nacional

La mano derecha de Rato alega que la CNMV avaló la salida a bolsa de Bankia

Norniella afirma que el banco hizo 1.500 millones en provisiones que los peritos niegan

P. Allendesalazar

El exconsejero de Bankia José Manuel Fernández Norniella.

El exconsejero de Bankia José Manuel Fernández Norniella. / CHEMA MOYA (EFE)

José Manuel Fernández Norniella, uno de los cuatro principales dirigentes de Bankia bajo la presidencia de Rodrigo Rato, ha defendido este martes que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) consideró "adecuada" y "suficiente" la información contenida en el folleto de salida a bolsa de la entidad en el 2011 y que él personalmente quedó "contento" de que el supervisor bursátil exigiera a la entidad unas condiciones "mucho más" exigentes de las habituales en este tipo de operaciones.

Durante su segundo día de interrogatorio en el juicio de Bankia en la Audiencia Nacional, el exconsejero ejecutivo del banco ha querido rebatir así al fiscal Alejandro Luzón, que pide tres años de cárcel para él por un delito de fraude a los inversores por la información contenida en dicho documento, que no incluía advertencias sobre ciertos riesgos inmobiliarios o de acuerdos aseguradores. "El folleto no está hecho por la organización sino por empresas especializadas en hacer folletos", ha argumentado poco antes de sostener que los bancos colocadores habían "confirmado de alguna manera" las cuentas contenidas en el escrito. 

Norniella, a quien Rato también nombró en su día secretario de Estado de Comercio y presidente de las Cámaras, también ha asegurado que el banco hizo 1.484 millones de euros en provisiones para cubrir futuras pérdidas inmobiliarias esperadas al cierre del 2011. Luzón le ha hecho ver que los inspectores del Banco de España que ejercieron como peritos del juez no lo estiman así. "Me puedo equivocar pero creo que sí. Las opiniones de los peritos son escolásticas", le ha contestado. 

El exadministrador de Bankia también ha querido aclarar unas declaraciones de la víspera que "se han malinterpretado" a su juicio. "Yo no soy financiero, no soy de finanzas, tengo otras especialidades. Para ser consejero de un banco no hace falta ser financiero", ha defendido. Asimismo, ha quitado importancia a que Rato anunciase los resultados del 2011 sin contar con el pertinente informe de auditoría y ha negado cualquier conocimiento de la situación del Banco de Valencia.