Ir a contenido

cuentas públicas

La Generalitat cumplió el año pasado con el déficit

Los números rojos de la Administración catalana representaron el año pasado el 0,38% del PIB

Agustí Sala

El ’vicepresident’ Pere Aragonès.

El ’vicepresident’ Pere Aragonès. / JUAN CAMILO MORENO

Objetivo cumplido. La Generalitat cumplió el año pasado con el déficit previsto, al cerrar sus cuentas con un desfase de 0,38% del producto interior bruto (PIB), frente al 0,40% comprometido, según la Vicepresidència y Conselleria de Economia.

En relación al 2017, el déficit se ha reducido en 0,18 puntos, al pasar del 0,56% (1.244 millones) al 0,38% (873 millones).

El 'vicepresident' Pere Aragonès decidió en octubre pasado ordenar el cierre presupuestario de todas las 'conselleries' , un mes antes de lo que es habitual. También pidió a todo el sector público que restringiera el gasto corriente el 5% y las inversiones el 10% en lo que quedaba de año.

Con la disciplina presupuestaria, el Govern pretende ganar prestigio de cara a recurrir en el futuro a los mercados. De hecho este año, la Administración catalana no recurre ya al fondo de liquidez autonómica (FLA) para las comunidades que no cumplen con el déficit, sino a la al fond de Facilidad Financiera (FF), que está dirigido a las que sí que cumplen.

Superávit primario 

La Conselleria de Economia destaca que el año pasado, las cuentas públicas presentaron una situación de superávit estructural primario (eliminando el efecto del pago de intereses). "Es el tercer año consecutivo en el que la Generalitat cierra el ejercicio con un superávit primario", afirma el departamento.

Según la contabilidad remitida por el Govern, los ingresos no financieros registraron el año pasado un aumento del 3,8%, hasta los 24.024 millones; y los gastos no financieros, el 2%, hasta 25.751 millones.