Ir a contenido

HOSPEDARSE DURANTE EL MWC

El Mobile vuelve a colapsar el alojamiento turístico de Barcelona

Los precios se multiplican por cinco, según Hostmaker, y Apartur prevé ya una ocupación superior al 90%

Los precios de las plazas hoteleras disponibles se disparan, incluso a más de mil euros la noche por un cuatro estrellas

Eduardo López Alonso / Patricia Castán

Asistentes en el Mobile World Congress de Barcelona del 2018.

Asistentes en el Mobile World Congress de Barcelona del 2018. / JOAN CORTADELLAS

Los efectos de la organización del Mobile World Congress en Barcelona ya se están dejando notar en los principales portales de contratación de alojamiento. El operador de apartamentos turísticos Hostmaker, que gestiona en torno a 200 pisos en Barcelona y L'Hospitalet, informó de que sus precios se han disparado el 434% en Barcelona con respecto al mes de febrero y el 542% en L'Hospitalet. El precio medio por noche es de 463 euros en Barcelona, el 3,4% más que durante el Mobile del pasado año, mientras que en L'Hospitalet se sitúa en los 439 euros (el 2,8% más). Clientes europeos y asiáticos, especialmente, se han apresurado a reservar plazas ante el aumento de la demanda de esos días, la semana que se inicia el 25 de febrero. 

Los hoteles también alcanzan sus cotizaciones punta del año. Aunque la organización tiene reservado un amplio cupo a precio máximo cerrado, el resto de habitaciones siguen la dinámica del libre mercado y se disparan por encima de los mil euros por una categoría de cuatro estrellas, y comunmente a más de 600 por tres estrellas. Según se refleja en el portal de reservas Booking.com, en el caso del lujo, algunos de los establecimientos más reputados solo ofrecen ya habitaciones a más de 4.600 euros la noche.

La asociación Apartur, que aglutina unos 7.000 apartamentos de la ciudad, no ha estimado todavía datos de precios pero confirma los datos de ocupación. El presidente de Apartur, Enrique Alcántara, asegura que en "las reservas confirmadas hace dos semanas, ya estabamos a un 80% de ocupación, pero la previsión es que estemos a más del 90% cuando llegue el Mobile".

Reducción de licencias

Jaime de la Torre, máximo responsable de Hostmaker, asegura que "será muy difícil que se baje el 95% de ocupación. Hay una situación de saturación porque el número de visitantes durante la feria aumenta pero las licencias no. Hay la mitad de inmuebles turísticos que el año pasado". Tras el último cambio legal, que requiere licencia turística para alquilar un piso por días en Barcelona, el parque de pisos pasó de 20.000 el año pasado a unos 10.000 en el 2019. 

En opinión de De la Torre, la solución a la limitación de la oferta turística pasa por una mejora de la regulación "y que el número de licencias otorgadas no sea tan arbitrario, ya que hay barrios del centro de Barcelona en los que se han bloqueado y en el de al lado no".  La mayor demanda de apartamentos durante los días de la celebración de la feria se concentra en el Eixample, en Gràcia, en la Barceloneta, en Les Corts y en las zonas próximas a la Fira. 

Como consecuencia de esa saturación, los operadores de apartamentos turísticos premium o destinados a viajes de empresa también constatan que ha aumentado la demanda de alojamiento fuera de Barcelona, especialmente en L'Hospitalet. El apartamento tipo más demandado es el de cuatro habitaciones y dos baños, con servicio de check in de 24 horas y una conexión de internet de alta velocidad. El cliente empresarial que llega al Mobile suele llegar en pequeños grupos, por lo que tienen gran aceptación los apartamentos con varias habitaciones, incluso más que los hoteles. En cualquier caso, los hoteles de la ciudad han alcanzado un nivel estándar de calidad adecuado y es una alternativa clara a apartamentos sencillos que pueden ofrecer más espacio pero menos comodidades para estancias de cinco días a una semana. 

Hoteles

En el caso de los hoteles la situación corrobora también la saturación y la tendencia al alza de los precios. En las principales páginas de venta de habitacionesse venden habitaciones de tipo ejecutivo por más de 1.000 euros la noche. Incluso en zonas alejadas del centro, como el Fòrum, por un cuatro estrellas se piden 1.100 euros en uno de sus alojamientos, aunque en esta categoría la oferta disponible es dispar va de los 650 (como los tres estrellas) a los 1.800. Los clientes más exigentes pagarán entre 3.000 y 4.684 por algunas de las pocas plazas que quedan de lujo. Por no hablar de las supersuites, copadas por los altos cargos con meses de antelación. 

A este apogeo hotelero hay que sumar el de la restauración. Muchos restaurantes tienen ya llenos sus reservados para grupos durante todos los días de la cita tecnológica, aunque cabe decir que la tendencia de los congresistas es a concentrar el viaje y no permanecer tantos días (algunos de turismo) como sucedía en las primeras ediciones celebradas en Barcelona, cuando la ciudad les resultaba más novedosa. 

La ocupación durante el pasado MWC fue del 90%. Los datos de Apartur indican una progresión de las reservas creciente durante este año, con una ocupación ya prevista a finales de enero durante los días del MWC del 79,29%, lo que avanza que el 90% de ocupación se alcanzará con facilidad.