Ir a contenido

Empleo en riesgo

CCOO urge a administraciones y empresas encarar la reconversión de la industria del automóvil

El sindicato considera que el sector se encuentra en un punto de inflexión y que sino se abordan cambios corren riesgo miles de puestos de trabajo

Gabriel Ubieto

La producción industrial se recupera un 2,8% en julio.

La producción industrial se recupera un 2,8% en julio. / JOAN CORTADELLAS

El sindicato CCOO ha congregado este martes en Barcelona a cientos de delegados sindicales del sector de la automoción en Catalunya para poner en común un mensaje: es urgente abordar la reconversión tecnológica de la industria automovilística en Catalunya para no acabar apeados del tren de la competitividad. Así lo han transmitido a la salida del acto ante los periodistas el secretario de la federación de industria a nivel estatal, Agustín Martín, y su homólogo en Catalunya, José Antonio Hernández.

Entre las diferentes centrales con presencia en el sector hace tiempo que el debate sobre la necesidad de abordar la reconversión del sector de la automoción está presente. No porque las plantas localizadas en España vayan mal, sino porque ven que en todo el mundo el tablero se está moviendo y temen perder la gallina de los huevos de oro que representan los buenos salarios, contratos indefinidos y grandes plantillas que predominan entre las grandes firmas.

Al acto organizado este martes por CCOO no solo han asistido representantes de Seat y Nissan, sino también delegados de las empresas denominadas de componentes, es decir, que fabrican muchas de las piezas necesarias para el acabado del vehículo. Entre estas las buenas condiciones laborales no son tan frecuentes como entre Nissan y Seat y su peso en términos de empleo es sustancialmente mayor. Según cálculos sindicales, la proporción de plantillas es de un trabajador de Seat o Nissan que genera siete puestos de trabajo en componentes. El secretario general de la división de Industria de CCOO en Catalunya, José Antonio Hernández, ha cifrado en 100.000 trabajadores los que se dedican a servicios de componentes.

A principios de año saltó la alarma desde la planta de Nissan en Zona Franca, donde las diferentes centrales con representatividad realizaron un comunicado mediante el comité de empresa en el que denunciaban que la producción de la planta estaba en el 38% de su capacidad y temían que la tendencia descendente continúe. “Hoy en Nissan ya hay puestos de trabajo en riesgo”, ha declarado el responsable de CCOO en la empresa, Miguel Ángel Boizas. El dirigente sindical ha explicado que acutalmente tienen un excedente de plantilla, que la empresa está gestionando poniendo dinero para flexibilidad horaria y con planes de prejubilación y bajas incentivadas, y ha reclamado inversiones para reconvertir la planta de pintura que tienen en Zona Franca para poder adaptarla y atraer nuevos modelos.

Su homólogo en Seat, Rafael Guerrero, ha afirmado que “actualmente la situación en Seat es muy buena, pero si no comenzamos a trabajar de cara a un futuro, cuando hablamos de transición justa, desde el punto de vista de la defensa del empleo, si nos ponemos de aquí a cuatro cinco años vayamos tarde. [...] También en los modelos de formación para adaptarnos a las nuevas profesiones”.

Para ello desde la central se ha exigido a las administraciones públicas mayor coordinación y trabajo para atraer inversiones y a las empresas mayor voluntad negociadora para sentarse junto a los representantes de los trabajadores y trazar planes de futuro a largo plazo.