Ir a contenido

coyuntura

Catalunya moderó su crecimiento hasta el 2,6% el año pasado

El PIB aumentó el 0,6% en el cuatro trimestre y la tasa interanual se desaceleró hasta el 2,2%

Depósito de contenedores en el puerto de Barcelona.

Depósito de contenedores en el puerto de Barcelona. / ÁLVARO MONGE

Sigue el proceso de desalaceraciónCatalunya registró el año pasado un crecimiento del 2,6%, una décima más que el conjunto estatal, pero ocho décimas menos que en el 2017, según los datos del Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat).

Según la Vicepresidència y Conselleria d'Economia, la economía catalana "modera el crecimiento, después de tres años de fuertes incrementos (3,8% en el 2015; 3,6% el 2016; y 3,4% el 2017)".

El departamento dirigido por Pere Aragonès atribuye la desaceleración en buena medida a factores externos, como la ralentización de comercio mundial, que afecta esencialmente al sector industrial; la incertidumbre del contexto mundial y el debilitamiento progresivo del impulso monetario del Banco Central Europeo (BCE).

En el cuarto trimestre, el producto interior bruto (PIB) registró un alza del 0,6%, una décima más que en el periodo precedente, pero por debajo del ritmo del mismo periodo en ejercicios anteriores. En el conjunto del Estado, el avance es ligeramente superior (0,7%), mientras que en el conjunto de la zona euro es muy inferior (0,2%).

Según las cifras de Idescat, los servicios y la construcción son los principales motores, con aumentos del 3% y del 4%, respectivamente. Desde el punto de vista de la oferta, el principal factor que moderó el alza del PIB en el cuarto trimestre fue la industria, que se contrajo el 1,5% a nivel anual.