Ir a contenido

FRENAZO

Alemania recorta su previsión de crecimiento hasta el 1%

El gobierno de Merkel achaca la rebaja económica a la incertidumbre generada por un 'Brexit' sin acuerdo y a los conflictos comerciales

Carles Planas Bou

La cancillera alemana, Angela Merkel. 

La cancillera alemana, Angela Merkel.  / MARKUS SCHREIBER (AP)

La economía alemana crecerá este 2019 menos de lo esperado. Así lo ha asegurado este miércoles el gobierno alemán, que ha rebajado el crecimiento esperado para este año hasta el 1% del producto interior bruto (PIB), frente al 1,8% previsto durante el pasado otoño.

Este guillotinazo a las expectativas y objetivos de Berlín se debe, según el Ejecutivo, a la incertidumbre generada por el impacto internacional que pueda tener una salida europea del Reino Unido sin acuerdo entre Londres y Bruselas. “Crece el viento en contra, sobre todo procedente del ámbito económico exterior, especialmente por el 'brexit', los conflictos comerciales y el entorno de la política fiscal internacional", ha remarcado Peter Altmaier, ministro de Economía.

Además de las “tensiones” entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido, la ralentización del crecimiento económico alemán también se debe a los problemas sufridos por la poderosa industria automovilística y a la falta de agua en el Rin, una arteria crítica del transporte en el oeste del país, cuya sequía se calcula en un impacto del 0,2% del PIB.

Para mejorar esas situación, el gobierno se plantea acelerar las inversiones, ofrecer rebajas fiscales para las empresas y reducir el impuesto de solidaridad que los estados más ricos del país pagan a los menos fuertes.

10 AÑOS DE CRECIMIENTO

No obstante, el ministro también ha remarcado que este año la economía alemana será capaz de crear hasta 350.000 empleos nuevos para aumentar el número de ocupados hasta los 45,2 millones y reducir el desempleo hasta el 4,8%. La liberalización del mercado laboral y la creación de empleo precario con los minijobs le ha permitido al gobierno de Angela Merkel obtener este récord.

El desarrollo previsto del 1% para el 2019 supone el décimo año consecutivo de mejora, el período de crecimiento más prolongado en el país desde 1966. “Es una señal de la capacidad de nuestra economía social de mercado”, ha agregado Altmaier. Durante el 2018 Alemania reforzó su salud económica con un crecimiento del 1,5%, menos de lo previsto por el ejecutivo. Los dos años anteriores se creció hasta un 2,2%. La locomotora europea parece haber puesto una marcha menos.