Ir a contenido

exclusión financiera

Correos se ofrece a la banca para prestar servicio en poblaciones sin sucursal

La compañía pública se plantea dar el salto a Portugal y el sudeste asiático

Su presidente defiende que la empresa puede salir de los números rojos

P. Allendesalazar

Edificio de una oficina de correos.

Edificio de una oficina de correos. / Archivo

El número de oficinas bancarias se ha reducido un 42% desde el inicio de la crisis y el 52,2% de los municipios españoles y el 2,9% de la población no cuentan con acceso a una sucursal, según un informe del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie). Para paliar este creciente problema de exclusión financiera, Correos se ha ofrecido este martes a la banca para prestar algunos de sus servicios más básicos en sus 2.396 oficinas distribuidas por toda España.

Su presidente, Juan Manuel Serrano, ha anunciado que la empresa pública ya ha mantenido conversaciones al respecto con "algunos bancos" que no ha desvelado. La compañía ya ofrece un servicio de ingreso y envío de efectivo, ingreso de cheques y petición de envío de efectivo a domicilio a través de Correos Cash a bancos como Evo, Triodos y Mediolanum. También podría acordar con las entidades otras posibilidades, como la apertura de una cuenta o la entrega de documentación.

El ejecutivo, nombrado el pasado julio por el Gobierno, ha explicado que uno de sus objetivos es que las oficinas de Correos den "mucho más de sí", mediante acuerdos con empresas privadas para comercializar sus productos, como las tecnológicas. También está en conversaciones con ayuntamientos, comunidades autónomas y el Estado para aumentar los trámites administrativos que se pueden realizar en sus sucursales, que el año pasado recibieron 93,5 millones de visitas.

Portugal y Asia

Otro de los pilares de su estrategia es internacionalizar Correos por primera vez en sus 302 años de historia. Para ello, ha creado una comisión de negocio internacional que está estudiando cómo entrar en los dos mercados que se ha fijado como objetivos: Portugal (donde querría tener su propia red de distribución de 24 horas) y el sudeste asiático, la región mundial con mayor envío de paquetes (donde pretende entrar en el negocio logístico para convertir Madrid en un nudo global de paquetería).

Correos perdió unos 150 millones de euros el año pasado y los proyecto de presupuestos del Estado para este año calcula unos números rojos de 7,4 millones. Serrano, sin embargo, ha defendido que la compañía "tiene capacidad para estar en números negros". En esta línea, ha recordado que el año pasado tuvo que devolver 134 millones al Ministerio de Fomento por orden de la Comisión Europea en concepto de sobrepago por la prestación del servicio postal universal entre el 2004 y el 2010.

Más dinero del Estado

El directivo ha sostenido que dicho servicio (que implica la obligación de llevar las cartas a cualquier punto de España) debería recibir de las cuentas públicas 180 millones de euros al año y ha aplaudido que el Gobierno haya elevado este año la partida de los 120 a los 150 millones. También se ha mostrado confiado en que a lo largo de este ejercicio se pueda firmar por fin un contrato regulador de este servicio entre el Estado y la empresa, una vez Bruselas apruebe el sistema de cálculo del mismo.

Asimismo, ha defendido la subida de sueldo del 9% pactada con los sindicatos. Se trata, ha dicho, de una alza progresiva y acumulativa entre el 2018 y el 2020, y la plantilla se encontraba en una situación compleja, ya que desde el 2013 no había convenio colectivo y se habían reducido 13.000 empleos. El acuerdo, ha mantenido, favorece a sus más de 52.000 trabajadores y permitirá la creación de 11.000 empleos, entre contratos temporales que pasen a indefinidos y plazas nuevas.

Temas: Correos Bancos