Ir a contenido

PRESENTACIÓN DE RESULTADOS

Abanca obtiene unos beneficios de 430 millones de euros en el 2018

Esta cifra representa una de las mejores de la historia de la entidad, ya que superan la recaudación del 2017 y reducen situaciones como la morosidad y la tasa de activos improductivos

EL PERIÓDICO

El presidente de Abanca Juan Carlos Escotet acompanado del consejero delegado Francisco Botas y del director general financiero de la entidad Alberto de Francisco.

El presidente de Abanca Juan Carlos Escotet acompanado del consejero delegado Francisco Botas y del director general financiero de la entidad Alberto de Francisco. / EFE/ Xoan Rey

La entidad financiera Abanca ha registrado un beneficio de 430 millones de euros en 2018, lo que supone un crecimiento del 17,3 % con respecto al 2017, cuando había obtenido 367 millones.

Estos resultados se apoyan en la subida de los ingresos recurrentes, con un crecimiento del 9,5 % y un aumento del volumen de negocio hasta los 82.713 millones tras las adquisiciones de Banco Caixa Geral España y Deutsche Bank PCC Portugal. 

El presidente de la entidad, Juan Carlos Escotet, ha subrayado la “fortaleza comercial” de Abanca en tanto en el negocio bancario como en los seguros, así como el “robusto” nivel de capitalización, con un ratio CET1 del 14,8 %.

Tras haber cumplido sus objetivos estratégicos para el trienio 2014-2017, Abanca inicia el período 2018-2020 excediendo las expectativas marcadas para el primer año de esta nueva etapa, con un volumen de negocio de 82.713 millones frente a los 69.000 previstos y una rentabilidad del 11,4 % frente al objetivo del 10 %.

El consejero delegado de la empresa, Francisco Botas, ha centrado su discurso en la relevancia de haber reducido la tasa de morosidad al 3,6 %, una cifra que se sitúa por debajo de la media del sistema, el 5,3 %.

Abanca también ha cerrado el ejercicio con una reducción de la tasa de activos improductivos, que se ha visto reducida en un 29 % hasta alcanzar el 1,6 % del total de activos; esta cifra, unida a la tasa de cobertura de estos activos, que se sitúa en el 58,5 %, pone a la entidad como la de mejor ratio Texas del sistema, con un 36,2 %.

Asimismo, la entidad se confirma, según su presidente, como “una de las más rentables del sector financiero español”, después de haberse mantenido por quinto año consecutivo con una rentabilidad cercana o superior al 10 %; en el caso del pasado ejercicio, ésta fue del 11,4 %.

De esta manera, la entidad ha cerrado el ejercicio con un volumen de negocio de 69.213 millones sin contar operaciones corporativas, que supusieron un crecimiento del 5,6 %, un incremento del 12 % en el número de nóminas domiciliadas y del 13 % en la captación de nuevos clientes de seguros.

Temas: Galicia Bancos