Decreto del Govern

Foment avisa del cierre en falso del conflicto del taxi

BCN se arriesga a quedar fuera de la revolución digital sin una regulación que preserve la movilidad, la competencia y los derechos de los ciudadanos, avisan

Sánchez Llibre, izquierda, y Tornos.

Sánchez Llibre, izquierda, y Tornos.

Se lee en minutos

Foment del Treball ha decidido hacerse eco de la preocupación empresarial ante un conflicto como el del taxi y los vehículos de turismo con conductor (VTC) y apelar al consenso entre administraciones, sector privado y trabajadores para hallar una solución "desde la perspectiva de la movilidad, la competencia y los derechos ciudadanos".

En vísperas de que la Generalitat apruebe el martes el decreto que permitió acabar con la huelga indefinida del taxi en Barcelona la semana pasada pero que mantiene la protesta del sector de VTC, la organización presidida por Josep Sánchez Llibre exige medidas acordadas para "defender los derechos empresariales y la competencia, pero que también fomente la eficiencia del servicio y facilite la creación de ocupación y no la pérdida de miles de puestos de trabajo de este sector".

Desde la organización patronal, que en su nueva etapa con Sánchez Llibre coimo presidente está dando entrada a representantes de las 'start-ups' y negocios tecnológicos,  destacan la importancia de resolver todo tipo de conflictos, a pocas semanas del inicio del Mobile World Congress. Recuerdan el papel "dinamizador" de ese evento y creen necesario que "Barcelona muestre, de nuevo, su capacidad de ser el centro de la tecnología y la innovación del mundo". 

El sector de las VTC mantiene sus protestas e incluso ha amenazado con abandonar Catalunya si el Govern aprueba finalmente la norma que establece un periodo mínimo de precontratación de 15 minutos, que el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) podrá ampliar a una hora.

"Hay que defender el derecho de los ciudadanos a elegir el servicio de transporte urbano que deseen, de acuerdo con sus necesidades. Es necesaria una oferta de movilidad segura, moderna y de calidad, proporcionada a lo que merece una ciudad como Barcelona", afirma la organización patronal en un comunicado.

Foment recuerda que el taxi se ha visto afectado por la revolución digital, "al igual que la práctica totalidad de los sectores de actividad industrial y servicios". También destaca que todo ello ha afectado a "su modelo de negocio y su posición de centralidad en el transporte privado de pasajeros".

Un caso más

A juicio de la patronal, la irrupción de plataformas digitales como Uber o Cabify, que desde hace años ofrecen el servicio de transporte de VTC, "es solo un caso más del impacto que la transformación digital de la economía tiene en los modelos de negocio de los sectores más tradicionales".

La patronal catalana entiende que "no afrontar esta cuestión con seriedad puede situar la ciudad de Barcelona, y por extensión Catalunya, al margen del progreso y las transformaciones económicas y sociales". Es en este contexto que exigen una solución por parte de las administraciones desde una triple perspectiva: la movilidad, la competencia y los derechos ciudadanos.

Noticias relacionadas

Foment destaca el rol hasta ahora de Barcelona como polo de atracción de la nueva industria emergente, desde la biotecnologìa a los negocios tecnológicos y digitales. Y recuerda que "se va ampliando el abanico de sectores vinculados a la ciudad con especial énfasis de aquellos relacionados con nuevos modelos de negocio, la innovación tecnológica y la investigación biomédica".

A su vez resalta el papel del Mobile Wold Congress, por "su efecto dinamizador". "Una ciudad con esta proyección y con una ciudadanía comprometida con su progreso a partir de la actividad económica, innovadora y creativa, no puede quedar al arbitrio de conflictos sin resolver", alertan.

* Fe de errores

Foment del Treball ha decidido hacerse eco de la preocupación empresarial ante un conflicto como el del taxi y los vehículos de turismo con conductor (VTC) y apelar al consenso entre administraciones, sector privado y trabajadores para hallar una solución «desde la perspectiva de la movilidad, la competencia y los derechos ciudadanos». En vísperas de que la Generalitat apruebe el martes el decreto que permitió acabar con la huelga indefinida del taxi en Barcelona la semana pasada pero que mantiene la protesta del sector de VTC, la organización presidida por Josep Sánchez Llibre exige medidas acordadas para «defender los derechos empresariales y la competencia, pero que también fomente la eficiencia del servicio y facilite la creación de ocupación y no la pérdida de miles de puestos de trabajo de este sector». Desde la organización patronal, que en su nueva etapa con Sánchez Llibre coimo presidente está dando entrada a representantes de las 'start-ups' y negocios tecnológicos, destacan la importancia de resolver todo tipo de conflictos, a pocas semanas del inicio del Mobile World Congress. Recuerdan el papel «dinamizador» de ese evento y creen necesario que «Barcelona muestre, de nuevo, su capacidad de ser el centro de la tecnología y la innovación del mundo». El sector de las VTC mantiene sus protestas e incluso ha amenazado con abandonar Catalunya si el Govern aprueba finalmente la norma que establece un periodo mínimo de precontratación de 15 minutos, que el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) podrá ampliar a una hora. «Hay que defender el derecho de los ciudadanos a elegir el servicio de transporte urbano que deseen, de acuerdo con sus necesidades. Es necesaria una oferta de movilidad segura, moderna y de calidad, proporcionada a lo que merece una ciudad como Barcelona», afirma la organización patronal en un comunicado. Foment recuerda que el taxi se ha visto afectado por la revolución digital, «al igual que la práctica totalidad de los sectores de actividad industrial y servicios». También destaca que todo ello ha afectado a «su modelo de negocio y su posición de centralidad en el transporte privado de pasajeros». A juicio de la patronal, la irrupción de plataformas digitales como Uber o Cabify, que desde hace años ofrecen el servicio de transporte de VTC, «es solo un caso más del impacto que la transformación digital de la economía tiene en los modelos de negocio de los sectores más tradicionales». La patronal catalana entiende que «no afrontar esta cuestión con seriedad puede situar la ciudad de Barcelona, y por extensión Catalunya, al margen del progreso y las transformaciones económicas y sociales». Es en este contexto que exigen una solución por parte de las administraciones desde una triple perspectiva: la movilidad, la competencia y los derechos ciudadanos. Foment destaca el rol hasta ahora de Barcelona como polo de atracción de la nueva industria emergente, desde la biotecnologìa a los negocios tecnológicos y digitales. Y recuerda que "se va ampliando el abanico de sectores vinculados a la ciudad con especial énfasis de aquellos relacionados con nuevos modelos de negocio, la innovación tecnológica y la investigación biomédica". A su vez resalta el papel del Mobile Wold Congress, por «su efecto dinamizador». «Una ciudad con esta proyección y con una ciudadanía comprometida con su progreso a partir de la actividad económica, innovadora y creativa, no puede quedar al arbitrio de conflictos sin resolver», alertan.

Temas

Taxis