Ir a contenido

El BCE urge al BBVA a aclarar el supuesto espionaje de Villarejo

Guindos insta al banco a culminar su investigación interna "lo antes posible"

P. A.

El presidente del BCE, Mario Draghi (a la derecha), con el vicepresidente, Luis de Guindos, en Sintra en junio pasado.

El presidente del BCE, Mario Draghi (a la derecha), con el vicepresidente, Luis de Guindos, en Sintra en junio pasado. / HANDOUT / REUTERS

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha apremiado este jueves al BBVA para que acelere la investigación interna que comenzó el pasado junio con el objetivo de aclarar el presunto espionaje encargado por el banco al excomisario José Manuel Villarejo en el 2004 para frenar el intento de Sacyr de controlar la entidad. "Tenemos que esperar a las conclusiones de esas investigaciones. Esperamos que las conclusiones estén disponibles tan pronto como sea posible porque en este tipo de circunstancias el tiempo es esencial", ha asegurado. La capacidad oficial de actuación del BCE, en cualquier caso, es limitada, ya que el expresidente de la entidad, Francisco González, dejó sus funciones ejecutivas con el inicio del 2019 y ahora es solo presidente de honor del banco y de su fundación.

El exministro de Economía de Mariano Rajoy ha recordado que el BBVA tiene una investigación interna en marcha y también que acaba de encargar "una especie de forensic" (un tipo de análisis que estudia posible ilegalidades en la gestión de las empresas). Para lo primero ha contratado a los despachos de abogados Uría Menéndez y Garrigues, mientras que lo segundo lo ha encargado a Price Whaterhouse Coopers (PWC), que ha destinado unos cuarenta empleados a rastrear los correos electrónicos del personal y los directivos de la entidad, incluidos los del actual presidente, Carlos Torres Vela, y de González.

Precisamente, la ministra de Economía, Nadia Calviño, y Torres mantuvieron este miércoles un discreto encuentro de unos 10 minutos después de asistir a una conferencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Foro de Davos. Ambos aseguraron después que habían estado hablando sobre tecnología de datos. Fuentes del banco aseguraron que el BCE ha hecho llegar a la entidad su preocupación por el presunto espionaje y que la institución está de acuerdo en los pasos dados por el banco para esclarecer los hechos. La dimisión o cese de González como presidente de honor del BBVA y de su fundación, afirmaron, no está planteada en este momento. 

Tema serio

La propia Calviño ya reconoció este martes contactos "informales" con el BCE sobre un asunto por el que la semanda pasada expresó su preocupación: "Cualquier acto, cualquier situación que pueda dañar la reputación de una institución financiera es un tema serio". También recordó que el caso está "encauzado" judicialmente "desde el punto de vista penal": la Audiencia Nacional ya ha abierto una nueva pieza sobre el asunto dentro del 'caso Tándem', en el que se investigan las cloacas policiales. Según han publicado 'Moncloa.com' y 'El Confidencial', Villarejo pinchó por encargo del BBVA unos 4.000 teléfonos y unas 15.000 llamadas de políticos, empresarios y periodistas.

El actual presidente del BBVA, por su parte, reconoció hace unos días en una carta a sus empleados que la investigación interna ha confirmado que "Cenyt (la empresa de Villarejo) proporcionó distintos servicios al banco, pero no se han encontrado documentos relacionados con el control e intervención de comunicaciones privadas". De ser cierto esto último, añadió, "se trataría de conductas indudablemente muy graves, deplorables, diametralmente opuestas a lo que somos y a lo que todos nosotros representamos. y, en definitiva. a los valores de BBVA que nos mueven día a día".