Ir a contenido

TECNOLOGÍA

El 'pago con la cara' llegará a los restaurantes Viena y Rodilla

El usuario no tendrá que llevar encima la tarjeta, el móvil o efectivo

Josep M. Berengueras

Solución de pago con la cara (biométrico) en un establecimiento Rodilla.

Solución de pago con la cara (biométrico) en un establecimiento Rodilla. / Juan Camilo Moreno

Pagar con la cara será pronto posible para el conjunto de los ciudadanos. El Payment Innovation Hub, en la celebración de su primer aniversario, ha anunciado este martes que una de las soluciones que ha creado se implantará pronto en la cadena de establecimientos Viena. Gracias a esta, los usuarios no necesitarán llevar encima ni el móvil ni la tarjeta ni monedas: tan solo tendrán que mirar a una tableta.

El Payment Innovation Hub, el primer 'hub' de innovación de España especializado en medios de pago y soluciones para comercios y uno de los primeros del mundo impulsado por una alianza multisectorial de empresas -CaixaBank, Global Payments, Samsung, Visa Arval-, está de celebración: hace un año, las empresas se unieron para explorar e investigar nuevas tecnologías que mejoren la experiencia de los clientes en diferentes escenarios de uso. Eligieron el Pier 01 de Barcelona Tech City, 'la casa de las start-ups', para empaparse de la cultura del emprendimiento y de nuevas ideas. "Estamos satisfechos de este primer año: por un laodo, hemos conseguido explotar al máximo las oportunidades que nos brinda este espacio de cocreacón y, por el otro, hemos diseñado soluciones innovadoras", ha destacado Silvana Churruca, consejera delegada del Payment Innovation Hub.

El equipo de este 'hub' está formado por una decena de profesionales que, junto a más de 100 expertos de las empresas participantes, han explorado durante estos 12 meses diversos casos de uso y soluciones. Las primeras, ya están casi listas para ponerlas en marcha en entornos reales.

La primera en llegar será la del pago biométrico, es decir, con reconocimiento facial. El proyecto se denomina Face to Pay, y se implementará durante las próximas semanas en el establecimiento Rodilla que hay en el Pier 01 para que los 1.000 empleados del centro puedan experimentar con este sistema. El usuario registrará en una 'app' sus datos, y sin necesidad de llevar el móvil encima, tras hacer el pedido solo tiene que mirar a una tableta. El sistema comprueba la identidad y realiza el pago automáticamente. Según Churruca, está previsto un segundo nivel de seguridad: en caso de dudas, se pedirá también una prueba de voz, es decir, se reconocerá no solo la cara sino también la voz del usuarios antes del pago. El Payment Innovation Hub ha alcanzado un acuerdo con la cadena Viena para implantar esta tecnología de pago, una vez realizada la prueba piloto, en sus establecimientos durante los próximos meses, aunque aún no hay detalles del despliegue.

El segundo proyecto prototipado está pensado para tiendas: Grab & Go y Scan & Go. El primero permite al cliente pagar sin necesidad de cajas gracias a etiquetas con radiofrecuencia (arcos especiales leen a distancia los artículos que el usuario ha cogido). El segundo, prevé una app en la que el propio cliente se escanea sus artículos para el pago. "Estamos analizando posibles tiendas reales donde probarlo", ha afirmado Churruca.

Temas: Comercio