Ir a contenido

Informe de Pimec

Las pymes de la industria catalana encaran la desaceleración con optimismo

Un informe de Pimec constata que la ocupación sigue creciendo, aunque la producción se modera ligeramente

Gabriel Ubieto

El presidente de Pimec, Josep González.

El presidente de Pimec, Josep González. / ACN (Andrea Zamorano)

Las pequeñas y medianas empresas del tejido industrial de Catalunya escuchan los ecos de desaceleración de la economía mundial con optimismo. Los números del finado 2018 constatan que el negocio sigue creciendo, aunque con algo menos de intensidad que el año anterior. Y para este 2019 las previsiones siguen el mismo guión, con ritmos por encima del 2% pero a su vez algo más moderados que los que han cerrado este 2018. Todo ello lo recoge el cuarto estudio anual de la patronal Pimec sobre la "Evolució de la pime industrial catalana", con datos recogidos por el GESOP.

El 55% de las pymes industriales catalanas aumentaron sus ventas el pasado 2018, frente al 21% que disminuyeron. Ello deja un saldo de crecimiento "muy satisfactorio", según el presidente de Pimec, Josep González, del 34%. Diez puntos por debajo que el año anterior. "En el 2018 se ha consolidado esa buena evolución de la que veníamos en el 2017 y las expectativas para este 2019 son muy buenas, mejores de las que podríamos esperar", ha afirmado González. Para este 2019 las expectativas son cuatro puntos inferiores.

El mercado de la pyme industrial catalana cada vez tiende a internacionalizarse. Catalunya sigue siendo el mercado prioritario, con el 44% de cuota de mercado, aunque esta se redujo en el 2018 en cuatro puntos, que los ganan las exportaciones al resto del mundo. Esa diversificación la ha destacado González como buena noticia a la hora de encarar la fase más dura de la desaceleración.

Optimismo e inversión

El presidente de Pimec ha reconocido señales de "cierta desaceleración", pero ha querido matizar que no se trata, "ni mucho menos", de una recesión. Ese optimismo lo ha acompañado de datos como las perspectivas de inversión de las pymes. El informe refleja que dos de cada tres pymes industriales catalanas continua en la senda de inversiones para mejorar su competitividad, en un nivel que se mantiene respecto al año anterior. Y entre las que han invertido, el 64% lo han hecho en mayor volumen que en el ejercicio anterior.

No obstante, las pymes catalanas no preven ser tan expansivas en el 2019 en cuanto a inversiones, ya que el saldo positivo entre las que destinarán fondos a mejoras y las que no bajará 19 puntos respecto a el 2018.

La ocupación, disparada

Lo que no parece conocer signos de desaceleración son las cifras de ocupación. El número de trabajadores en plantilla creció en el 2018 en el 34% de las pymes industriales catalanas. Y este 2019 la previsión de crecimiento es del 4 puntos por encima. En términos absolutos, los trabajadores del sector crecieron en el 2018 el 2,6%, 0,7 puntos por encima que el año pasado. 

Estas cifras de aumento de plantillas y los saldos positivos, aunque moderados, en la inversión son dos indicadores que Pimec destaca para resaltar la buena salud de la pyme industrial en Catalunya. Y ello se refleja, a su vez, en las expectativas de las 400 empresas entrevistadas en el informe, ya que el 81% de las cuales afirman no haber notado una reducción de los pedidos en los últimos meses.