Ir a contenido

CAMBIO EN LA NORMATIVA

El VTC prepara la ofensiva legal contra la obligación de precontratación

Las restricciones legales comportarán una batalla judicial y millares de despidos

Cabify considera que las movilizaciones del taxi quieren "defender los privilegios de un monopolio que no quiere evolucionar"

Eduardo López Alonso

Un coche de Cabify en Barcelona.

Un coche de Cabify en Barcelona.

Las firmas VTC en Catalunya, Cabify y Uber, están dispuestas a abrir una batalla judicial contra la Administración si se establece la oblicación de un tiempo de precontratación de 15 minutos.

Unauto, la patronal del negocio de vehículos de transporte con conductor (VTC), ha anunciado este viernes que recurrirá la decisión del Govern de obligar a contratar con una antelación mínima de 15 minutos los servicios de compañías como Uber o Cabify. La asociación, que representa al 90 % del sector en España, considera que esta regulación "no sería justa, ya que significaría el fin del sector". Unauto recuerda en un comunicado que "en ningún otro país europeo existe un marco legal que contemple algo semejante" y advierte a la Generalitat de que se enfrentaría a indemnizaciones de más de 1.000 millones de euros si se aprobara definitivamente esta medida.

Cabify considera que cualquier exigencia en tiempo de precontratación de los servicios de los vehículos de alquiler con conductor supondrá una amenaza a la supervivencia de un modelo de movilidad urbana que ha conseguido el apoyo de los consumidores en Catalunya y el resto del mundo.  

El Departament de Territori i Sostenibilitat ha decidido obligar a las firmas VTC a establecer un tiempo de precontratación de sus servicios de 15 minutos. Los taxistas reclamaban 24 horas, pero el sector VTC considera que cualquier tiempo de espera desde la contratación con el móvil atenta al centro de su modelo de negocio. 

"Si se establece un periodo de precontratación, da igual que sean 24 horas que 20 minutos. Cualquier periodo de antelación hace muy complejo poder operar", admitía el jueves el director para Europa de Cabify, Mariano Silveyra. Según este directivo, "el tiempo de espera en los servicios VTC está en una media de cinco minutos. Solo entre el 5% y el 10% de los clientes reservan coche con antelación".

Documento

El comunicado de Cabify.

Comunicado de Cabify

Ante un cambio legal de esta envergadura, Cabify recurrirá a los tribunales. "España es el país más restrictivo y cualquier obligación de precontratación lo hará todavía más restrictivo y obligará a miles de despidos en el VTC". 

Cabify ha distribuido un comunicado en el que en relación a la huelga anunciada de los taxistas considera que "se está enviando un mensaje muy preocupante a la sociedad catalana: la presión y el boicot a los ciudadanos funcionan para defender los privilegios de un monopolio que no quiere evolucionar y que ve en la tecnología una amenaza".

"La calidad del servicio del VTC, además de la botella de agua o del buen servicio del conductor, se basa en el tiempo de espera, que sin ser inmediato como en el taxi que paras levantando la mano en la calle, es fundamental", explica Silveyra. "El cliente no está dispuesto a esperar, eso implicaría la desaparición del modelo VTC en Catalunya", añade.  En opinión de Silveyra, la solución del conflicto pasa por "tomar medidas positivas de apoyo al taxi y al VTC, y no nuevas restricciones". En caso contrario, alrededor de 3.000 empleos están amenazados. 

Temas: Taxis