Ir a contenido

LAS CUENTAS DEL MINISTERIO DE TRABAJO

Trabajo cifra en 13 euros la 'paguilla' media a cada pensionista antes del 20 de febrero

La compensación por la desviación de la inflación no alcanzará a quien empezó a cobrar la prestación en el 2018

La tasa de cobertura de la protección por desempleo pasará del 60% al 70% del total de los parados

Rosa María Sánchez

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, antes de comenzar la rueda de prensa de presentación de los Presupuestos de su Departamento para el 2019.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, antes de comenzar la rueda de prensa de presentación de los Presupuestos de su Departamento para el 2019. / DAVID CASTRO

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, cifró este jueves en unos 13 euros la cuantía media que cada pensionista recibirá para compensar la desviación de una décima de la inflación (hasta el 1,7%) respecto de la subida incial de las prestaciones públicas en el 2018 (1,6%). La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, adelantó que su Departamento pretende abonar esta 'paguilla' a cada pensionista antes del 20 de febrero próximo. El coste total de esta compensación se cifra en 127 millones, según precisaron los responsables del Ministerio en la rueda de prensa de presentación de las cuentas de este Departamento para el año próximo.

Esta compensación en una sola paga es adicional a la subida de las prestaciones que entró en vigor el 1 de enero y que incporpora un aumento del 1,6% con carácter general (el 3% para las pensiones mínimas y no contributivas). Los pensionistas que empezaron a cobrar su prestación a lo largo del 2018 no tendrán derecho a la 'paguilla' de compensación por la desviación de la inflación el año pasado, según aclaró Granado.

La ministra Valerio destacó como principal objetivo del proyecto de Presupuestos del Estado para el 2019 "la recuperación del estado de bienestar y la protección de las personas vulnerables", razón por la cual se prevé un aumento del peso del gasto social hasta el 57,3% del total este año. "Este Ministerio más que gastar lo que hace es invertir en personas y eso siempre es invertir en paz y en estabilidad social", dijo la titular de Trabajo

La ministra expresó su confianza en una evolución "favorable" del salario medio de los trabajadores en el 2019 y avanzó que la tasa de paro podría situarse por debajo del 14% de la población activa a final del año, un nivel inferior a la media del 14,4% que figura en el cuadro macroeconómico del Ministerio de Economía.

Protección al desempleo

La mejora de las prestaciones por desempleo y, sobre todo, la decisión de rebajar de 55 a 52 años la edad para la percepción del subsidio a parados de larga duración hasta la jubilación, permitirá elevar la tasa de cobertura de las prestaciones por desempleo desde el 60% actual hasta entre el 65% y el 70% del total de personas sin empleo, según afirmó la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas.

El porcentaje de personas paradas con algún tipo de prestación, aún no alcanzará el nivel máximo del 80% al que se llegó en el 2007, antes del estallido de la crisis. No obstante, se habrá producido una recuperación importante de los niveles de cobertura desde el mínimo del 55,1% al que se llegó en el 2016 como resultado de los sucesivos recortes de las prestaciones.

Según las previsiones del Gobierno, rebajar de 55 a 52 años la edad de este subsidio permitirá extender el actual subsidio a otras 114.000 personas, que se sumarán al actual colectivo de algo unos 270.000 personas mayores de 55 años que ya cobran esta prestación no contributiva. Todo ello, si prospera la aprobación del proyecto de ley de Presupuestos en Congreso de los Diputados, donde el Gobierno aún no dispone de la mayoría parlamentaria suficiente.

Valdeolivas ha añadido que el objetivo del Gobierno de abordar una reforma integral del sistema de prestaciones no contributivas por desempleo permitirá avances adicionales en la cobertura de la prestación por desempleo en el 2019.

Parados mayores de 52 años

De momento, la extensión a los mayores de 52 años del subsidio a parados de larga duración, pactada con Unidos Podemos, supone el mayor cambio incporado a los Presupuestos en materia de protección al desempleo.

La ministra Valerio aclaró que esta prestación, de 430 euros mensuales, será completa incluso para los trabajadores que provengan de un contrato a tiempo parcial. Tampoco se va a exigir el requisito de una cotización previa de tres meses ni se va a obligar a sus perceptores a jubilarse de forma anticipada, antes de la edad ordinaria de jubilación. Durante la percepción de esta prestación, el Estado cotizará por cuenta de los parados por el 125% de la base mínima, con el fin de ayudarles a conservar el valor de sus carrera de cotización previa  al desempleo.

Medidas como estas contribuyen a que el gasto total en prestaciones para desempleados suba el 4% enel proyecto de Presupuestos, hasta un total de 18.102 millones, pese a la prevista reducción del número de parados.

A la espera del Pacto de Toledo

La ministra de Trabajo comentó que su Departamento está a la espera de que culminen los trabajos de la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo y de las mesas de diálogo social  antes de plantear medidas para garantizar la sostenibilidad del sistema

Valerio abogó por acometer un plan de reforma a corto plazo, "a tres, cuatro o cinco años" y otro a más largo plazo para reorientar definitivamene las cuentas de la Seguridad Social cuyo déficit se situará en el 2019 en unos 18.650 millones de euros, según el dato anticipado por Granado (el 1,48% del PIB)

La Seguridad Social prevé un aumento notable de los ingresos por cotizaciones, del 7,5%, impulsado por la creación de empleo, la mejora de los salarios, la elevación del 22,3% de la base mínima de cotización y el alza del 7% de la base máxima, así como por los incrementos adoptados en el régimen de autónomos.