Ir a contenido

ejecución de proyectos

La inversión de Fomento en Catalunya no llegó al 13% del PIB en la última década

Los constructores valoran el incremento que registran los presupuestos pero se muestrana cautos sobre su aprobación

Max Jiménez Botías

Obras de la plaza de las Glòries.

Obras de la plaza de las Glòries. / ALBERT BERTRAN

Entre lo dicho y lo hecho la realidad de la inversión en infraestructuras en Catalunya deja en mal lugar al Estado en los últimos 10 años. Pese al aumento presupuestario anunciado por el Gobierno de Pedro Sánchez, la historia reciente arroja cifras de ejecución insuficientes a juicio de los constructores. En la década terminada en el 2018 la inversión liquidada por el grupo Fomento en Catalunya mantiene una media del 13% del PIB, seis puntos por debajo del peso que tiene Catalunya (19%) en el conjunto de la producción española y que se reclama desde las administraciones catalanes y la sociedad civil. "Deberíamos estar en una media del 19% del PIB al año y si en alguna ocasión se pasa al 20% no debería ocurrir nada", ha comentado Joaquim Llansó, presidente de la Cámara de Contratistas de Obras de Catalunya (CCOC)

Los datos que ha dado a conocer la CCOC este martes, junto con el balance de licitación de las diferentes administraciones en el 2018, corresponde a la liquidación de la Intervención General del Estado. Desde el 2010, el grupo Fomento (que representa cerca del 90% de la inversión del Estado) ha presupuestado inversiones en Catalunya de 12.517 millones de euros, de los que han ejecutado 8.031 (un 64%, sin contar la liquidación del 2018), La cifra liquidada es relativamente elevada. Pero la realidad es que la media de ejecución de la inversión regionalizada de Catalunya con respecto a España no llega al 13% del PIB en ese periodo, revelan los datos presentados por los contratistas.

Incremento presupuestario

"No nos sorprenden esos porcentajes considerando lo que ha ocurrido con las inversiones en obra civil en los últimos años", ha comentado Llansó, quien ha recordado que del anuncio de inversiones de 4.500 millones en Catalunya realizados por el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy en el 2017 solo queda el rastro de una licitación de 252 millones de euros registrados en el 2018. En este sentido ha valorado el incremento presupuestario que se incluye en los presupuestos para el 2019. "Está claro que el Gobierno intenta hacer un esfuerzo para conseguir respaldo político. No entramos en cuestiones políticas, pero es necesario tener presupuestos en Madrid y Barcelona. Luego habrá que ver cuál es el nivel de ejecución", ha agregado. Llansó considera positivo que se haya pasado de una "inversión del 13,3 % en Catalunya del total de España el año pasado al 16,8 % este año", en el presupuesto del 2019, aunque ha recordado que todavía queda toda la tramitación parlamentaria y que el PP tiene mayoría absoluta en el Senado.

"Está claro que Catalunya tiene un déficit crónico de inversión, que debería estar en una media de 5.000 millones de euros o el 2,3% del PIB anualmente y es necesario corregir ese déficit", destacan los constructores. Llansó ha puesto como ejemplo que el año pasado el presupuesto de inversión de Fomento en Catalunya fue de 1.244.910 millones, el 92,2 % del total de las inversiones del Estado, del que en el primer semestre solo se han ejecutado el 24,3%, cifra similar a la del resto de España. "Será muy difícil que llegue a concretarse un 50% del presupuesto contando con el segundo semestres", ha agregado. Los contratistas también han detectado que hay obras, como la variante de Vallirana, que se arrastran cada año de presupuesto en presupuesto, sin que se haya llegado a ejecutar.

Licitar, ejecutar y liquidar son conceptos habitualmente poco complementarios en el léxico de las administraciones públicas y el problema es que el ciclo rara vez se cierra completamente como purueban esas obras que se arrastran de un presupuesto para otro y siempre se contabilizan como si fueran nuevas. Pero para colmo de los contratistas, ni siquiera la licitación está en los niveles deseados. En el 2018 se alcanzaron 1.671,2 millones de euros, solo un 1% más que en el año anterior y 1.062 millones (+4%) correspondieron a los entes locales en un ejercicio previo al de las elecciones municipales del 2019.