Ir a contenido

Sindicatos

Guerra civil sindical en el textil español

CCOO se manifiesta en Madrid, Barcelona y Alcoy contra el convenio de eficacia limitada pactado entre la patronal y UGT

Gabriel Ubieto

Imagen de archivo de una fábrica de producción textil en Valls (Tarragona).

Imagen de archivo de una fábrica de producción textil en Valls (Tarragona). / Jaume Sellart (EFE)

Los sindicatos CCOO UGT, con representación mayoritaria en la mayoría de sectores, suelen ir de la mano en los diferentes conflictos sindicales. Entre ambas organizaciones existen matices -"sino estaríamos todos bajo las mismas siglas", comenta un militante de una de estas formaciones-, aunque en contadas ocasiones las diferencias acaban estallando en un conflicto entre ambas centrales tan abierto como el que vive actualmente el mundo del textil. La negociación del nuevo convenio ha desatado reproches en voz alta, críticas bastante más duras en privado y hasta una denuncia judicial que tendrá su primera vista el próximo 5 de febrero.

Algo más de un centenar de delegados sindicales de CCOO han marchado este martes en Barcelona desde el Zara de Passeig de Gràcia hasta la otra tienda de la firma Inditex en Portal de l’Àngel. Manifestaciones similares se han producido en Madrid y Alcoy clamando contra las condiciones del convenio extra estatutario firmado entre las patronales del sector y UGT. Un convenio extra estatutario es un pliego de condiciones que firma una central con representación minoritaria –caso de UGT en el textil- y al cual los trabajadores se pueden adherir voluntariamente. Inditex es una de estas empresas donde algunos trabajadores, según la fuente serán la mayoría o solo unos cuantos, han pedido que se les apliquen las nuevas condiciones.

El desencuentro entre ambas organizaciones sindicales llega a raíz del pacto conjunto que alcanzaron en julio del 2018 con CEOE y Cepyme para fijar, entre otros, que el salario mínimo por convenio debía estar en el 2021 en los 14.000 euros. El nuevo pliego extra estatutario para el textil para el periodo 2018-2020 incluye algunas categorías de auxiliares que a 1 de enero del 2021 no alcanzarían en el salario base dichas cifras. UGT lo reconoce en lo que a salario base se refiere, tal como refleja una acta de reunión entre centrales y patronales del 14 de noviembre. Ese mismo documento, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, introduce una cláusula en la que las partes firmantes –UGT y patronales- adquieren el compromiso de sentarse a negociar en el último trimestre del 2020 para "alcanzar un acuerdo que posibilite que todos los trabajadores y trabajadoras afectados por este convenio perciban, al menos, 14.000 brutos en cómputo anual a lo largo del próximo convenio".

¿Cuántos trabajadores están en estas categorías?

Aquí las cifras bailan al son de la fuente que las ofrece. En el sector del textil trabajan alrededor de 100.000 personas en España, siendo Catalunya una de los territorios con mayor participación. El negocio se divide en dos grandes líneas, 'cabecera', que serían las actividades de tejido, hilado o tinte, y 'confección de prendas'. Las categorías en discordia se concentran en esta segunda, que acumula alrededor del 70% de las plantillas. Hasta ahí ambas centrales coinciden. Es en el porcentaje que representan los auxiliares donde no. UGT habla de alrededor del 6% dentro de confección, lo que vendrían a ser 3.600 trabajadores, y CCOO sube la cifra hasta el 60%, es decir, 36.000 personas. La responsable estatal del textil de CCOO, Carmen Expósito, añade un matiz: la mayoría de ellas son mujeres.

Desde Textfor, una de las patronales con más representatividad en el sector, no se facilitan cifras exactas, pero ven más creíbles las de UGT. Aunque de lo que sí tiene cálculos Textfor es del número de empresas afiliadas a su organización donde se está aplicando ese nuevo convenio: el 95%, según una encuesta interna. No obstante, al convenio se adhieren los trabajadores individualmente, no las compañías, y de eso no existen datos concretos. UGT y Textfor hablan de la "gran mayoría" y CCOO lo minimiza.

La escalada de tensión entre ambas centrales, con una huelga en toda España convocada por CCOO el julio pasado, ha llegado hasta los juzgados. CCOO ha impugnado el pacto extra estatutario cerrado por UGT al considerar que les rebasa la representatividad a ellos, con mayoría de delegados en el sector. La primera cita en los tribunales es el 5 de febrero. Antes, ambas organizaciones tienen una mediación obligada en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) el miércoles 15 de enero. Si no hay acuerdo, decidirán los jueces.

Temas: UGT CCOO