Ir a contenido

despidos

Una subcontrata de Seat inicia un ERE de 32 bomberos

Falck SCI gestionaba hasta el 20 de diciembre los servicios de extinción de incendios para la firma automovilística en el centro de Martorell

El proceso de despido colectivo llega tras una huelga de 45 días de duración

Gabriel Ubieto

Vista aérea de la planta de la firma automovilística Seat en Martorell (Barcelona).

Vista aérea de la planta de la firma automovilística Seat en Martorell (Barcelona). / El Periódico (Archivo)

La empresa Falck SCI S.A. inició el pasado jueves 3 de enero un proceso de consultas que finalizará en un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a un total de 32 bomberos de seguridad privada, según confirma la propia empresa y fuente sindicales. Hasta el 20 de diciembre del 2018 Falck prestaba servicio de extinción de incendios en la planta de Seat en Martorell, fecha en la que la firma automovilística decidió rescindir el contrato. Posteriormente, la subcontrata envió a la plantilla, actualmente de 32 bomberos tras la baja voluntaria de dos de ellos, a casa con permiso retribuido y el 3 de enero inició el proceso de despido colectivo.

La finalización del contrato de servicio entre Seat y Falck, que disponía de la concesión desde febrero del 2018, ha sido argumentada formalmente a la subcontrata el pasado viernes, según reconoce Seat. Esta empresa considera que "las condiciones de seguridad están garantizadas con los planes de autoprotección", según traslada la compañía a preguntas de EL PERIÓDICO. Desde la firma automovilística también afirman que la cercanía del parque de bomberos de Martorell les deja cubiertos ante posibles eventualidades. El comité de seguridad y salud laboral de Seat ha reaccionado interponiendo una denuncia ante Inspección de Trabajo al considerar que la ausencia de bomberos de empresa "representa un grave riesgo que se ha de corregir con inmediatez".  

Falck es una empresa internacional de las denominadas multiservicios, que ofrece, tal como consta en su página web, servicios de bomberos, ambulancias y salud, seguridad y gestión de riesgos. Esta compañía sigue gestionando el servicio de bomberos de Seat en la planta de Zona Franca y en el centro de El Prat de Llobregat.

45 días de huelga después

La pérdida de la concesión de Martorell llega tras una huelga de 45 días que los bomberos le convocaron desde el sindicato USBEC a Falck. Los motivos era el exceso de horas de trabajo y el intento de negociación de un nuevo convenio colectivo, que las redujera.

Las partes consiguieron llegar a un acuerdo el pasado 15 de diciembre, tal como reflejan las actas de mediación del Departamento de Trabajo a las que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, y los bomberos de Falck pasarían a estar regidos según el convenio de la siderometalurgia de Barcelona. Cinco días más tarde Seat prohibía el acceso a la plantilla a sus instalaciones y les notificaba que dejaban de prestar el servicio.

Falck, al perder la concesión de Seat, inició el 3 de enero el proceso de consultas y su director territorial, José Luís Hervás reconoce que, tras un mes, acabará en un ere. A preguntas de este medio sobre si en las otras dos concesiones de bomberos que la empresa gestiona para Seat hay plazas disponibles para recolocar a alguno de esos 32 trabajadores, el director territorial de Falck ha respondido que "están cubiertas en su totalidad".

Desde el comité de empresa de Seat sospechan que el motivo de fondo de la firma automovilística es crear un nuevo pliego de condiciones para el servicio que agrupe las funciones de prevención de riesgos, ambulancias y bomberos. Ello permitiría que los mismos trabajadores de la concesión pudieran desempeñar diferentes funciones y, en consecuencia, contratar a menos gente y abaratar costes.