Ir a contenido

30 millones de inversión

Reig Jofre prevé contratar a 100 personas con la ampliación de su planta de Barcelona

El nuevo edificio, de 2.500 metros cuadrados, empezará a operar en el 2021

Eduardo López Alonso

Acto de colocación de la primera piedra de la ampliación de la planta de liofilizados de Reig Jofre en Sant Joan Despí, en enero del 2019. 

Acto de colocación de la primera piedra de la ampliación de la planta de liofilizados de Reig Jofre en Sant Joan Despí, en enero del 2019. 

Reig Jofre prevé contratar a 100 personas en los próximos cinco años para operar su nueva planta de medicamentos inyectables de Sant Joan Despí. El consejero delegado de la compañía, Ignasi Biosca, aseguró en el acto de colocación de la primera piedra que la infraestructura supondrá una inyección de "riqueza para el país" y que conseguirá conjugar una mejora de los niveles de calidad con mayor productividad. 

El nuevo edificio tendrá 2.500 metros cuadrados y dispondrá de tres grandes liofilizadores con los que se prevé triplicar la capacidad de producción de la planta, hasta alcanzar los 50 millones de viales liofilizados al año. "El objetivo es poner a disposición de las biotech españolas y de todo el mundo una instalación industrial de alto nivel", explicó Biosca. Pese a la instalación será completamente automática y aislada requerirá un volumen de personal elevado para alimentar la sofisticada maquinaria estadounidense que se instalará. Una tercera parte de las contrataciones se destinará a controles de calidad.

El director de la planta, Enric Jo, aseguró que se tratará de "la línea de producción más moderna y avanzada en su campo en España". La planta basará su competitividad en procesos automatizados en que el producto estará aislado del contacto humano para evitar cualquier riesgo de contaminación, y permitirá abordar el desarrollo y la fabricación tanto de productos innovadores de origen químico y biológico como de biosimilares.

El directo de la planta ha explicado que el edificio se compondrá de un sótano, que ya está construido, y de tres nuevas plantas: La primera planta estará destinada al empaquetamiento de los viales ya producidos, en la tercera planta se ubicarán equipos técnicos que darán soporte a la propia línea de producción, y en la segunda planta es donde se colocarán las líneas en que se produce el proceso de liofilización.

Biosca ha explicado que, tras concluir las obras de ampliación de la planta, en la que han invertido 30 millones de euros, van a requerir todas las autorizaciones de las autoridades, tanto europeas como de los países en los que prevén exportar.

La compañía exporta el 60% de sus producción y tiene presencia en Japón, Indonesia y Corea del Sur, y prevé llegar a Estados Unidos en este ejercicio, a falta de la obtención de las aprobaciones requeridas para entrar en este mercado. Según Biosca, paralelamente desarrollan una estrategia de abrir nuevos mercados y de ir introduciendo nuevos productos en esta planta, que vienen de desarrollos internos de Reig Jofre y de desarrollos que hacen en colaboración con otras compañías.

"Tenemos una parte que es ir creando producto y otra parte que es ir abriendo mercados. Tenemos un equipo de siete personas que están constantemente con una política de abrir mercados por el mundo y buscando socios comerciales de cada mercado", ha dicho.

En cuanto a las contrataciones, el consejero delegado ha afirmado que las primeras 20 se repartirán entre finales de 2019 y sobre todo 2020, mientras que prevén llegar a las 50 en 2022 y alcanzar las 100 personas de cara a 2023 y 2024, las cuales se sumará a los 340 trabajadores que tiene la compañía en Sant Joan Despí.