Ir a contenido

VARAPALO BURSÁTIL

La advertencia de Apple

La rebaja de la previsión de ingresos azuza la preocupación sobre la economía mundial

Tim Cook culpa a la desaceleración china, pero los analistas apuntan a errores de la compañía

Ricardo Mir de Francia

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, en una imagen de archivo.

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, en una imagen de archivo. / AFP / Justin Sullivan

El consejero delegado de Apple sorprendió a todo el mundo esta semana anunciando por primera vez en más de 15 años una rebaja en la previsión de ingresos de la compañía durante el primer trimestre del 2019. El anuncio de Tim Cook provocó un desplome inmediato en las acciones de Apple, que perdieron un 10% de su valor en las primeras 24 horas, pero sobre todo sirvió para acentuar la creciente preocupación sobre la marcha de la economía global. Cook atribuyó en gran medida la caída anticipada de las ventas a la ralentización del crecimiento en China y el impacto que la guerra comercial abierta por el presidente Donald Trump está teniendo en la superpotencia asiática. “No contábamos con una desaceleración económica de esta magnitud, particularmente en China”, dijo en una carta a los inversores. 

La corrección de Apple llega solo un trimestre después de que Cook celebrara el crecimiento de las ventas en China, que aumentaron un 16% en el final del año con respecto al ejercicio anterior. “El negocio en China fue muy bien en el último trimestre”, había dicho el jefe de la compañía de la manzana. Solo unos meses después, el panorama parece haber cambiado radicalmente. La previsión de ingresos se ha rebajado de los 93.000 millones de dólares a los 84.000 millones. Pero como él mismo reconoció, hay más factores en la ecuación que el cuadro macroeconómico chino, desde la fortaleza del dólar a la tendencia a cambiar menos de móvil, ya sea por el abaratamiento de las baterías del iPhone o a la caída de los subsidios de las telefónicas. 

Los analistas apuntan a otros problemas de fondo menos coyunturales. Empezando por las dificultades de Apple para seguir marcando el paso en la innovación y siguiendo que la política de precios seguida por la compañía desde que las ventas del iPhone tocaron techo en el 2015. “La caída de ingresos está provocada por cuestiones económicas, pero también por los errores de la compañía al encarecer agresivamente sus precios”, le ha dicho a CNBC el analista Gene Muster. “Los precios de los iPhone aumentaron un 23% en otoño”. Y lo hicieron a pesar de que sus últimos modelos, la serie X, se quedaron muy lejos de impresionar a la crítica y a los consumidores. 

Apple compite en un sector cada vez más saturado y donde las diferencias entre las marcas son cada vez menos perceptibles. La compañía de Cupertino está perdiendo cuota de mercado en China ante el avance de marcas como Huawei, Oppo o Xiaomi, pero también en el resto del mundo. Apple es ahora el tercer fabricante mundial de smartphones por detrás de Samsung y Huawei con una cuota de mercado del 13,2%, según el análisis de la consultora IDC.

Temas: China Apple