Ir a contenido

PRODUCTOS DE TEMPORADA

Alicante, la fábrica de las navidades

En las factorías alicantinas se producen turrones, juguetes, uva y flores de pascua por valor de 900 millones de euros

Nacho Herrero

Fábrica de Muñecas Barbesa en Onil, Alicante.

Fábrica de Muñecas Barbesa en Onil, Alicante. / Miguel Lorenzo

Cuando la costa de Alicante despide a los últimos turistas a finales de septiembre, el interior de la provincia acelera la maquinaria de cara a la campaña de Navidad, su particular ‘puente de agosto’. De sus fábricas campos salen cuatro productos ‘básicos’ en los hogares españoles este diciembre. Turronesjuguetesuva flores de pascua, componen su particular póquer y supone una facturación que en este final de 2018 se espera que supere los 900 millones de euros, cifra que calculó Delegación de Gobierno en la anterior Navidad.

Casi todas las uvas que se consumirán la próxima nochevieja saldrán las viñas del Vinalopó medio. La denominación de origen incluye siete municipios y otras tantas variedades, pero es la Aledo, la que llega al mes de diciembre embolsada en sus característicos papeles. Copa el 40% de una producción que en mayo se estimó en unos 56 millones de kilos, uno más que el año pasado y este año el precio del kilo en el campo ronda los 0’85 céntimos, según confirma José Bernabéu, presidente de la DO que calcula que entre el campo y los almacenes se generan 12.000 empleos directos entre septiembre y diciembre.

Para la empresa UvasDoce, la campaña de Nochevieja puede suponer un tercio de su facturación anual. De hecho, surgió como una marca secundaria de Frutas La Ballena pero ya hace años que se ‘comió’ a su matriz.  Entre el campo, almacén y oficinas trabajan en esta empresa cerca de 250 personas pero en la última semana del año puede haber hasta 350 envasando, es su pico del año.

Turrón estable, chocolate disparado

Alicante también copa la producción de turrones. La previsión es que la producción este año crezca entre un 3% y un 4%, respecto a 2017, cuando se produjeron 13 millones de kilos, que se tradujeron en 22 millones de barras de turrón protegido por la DO del Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante y 60 de otros tipos. Sólo en Xixona, cerca de 1.400 personas trabajan de manera directa, fijos discontinuos, y la facturación rondará los 210 millones de euros.

Su temporada alta va de finales de septiembre a principios de diciembre. "Aquí decimos ‘el turrón se hace en tres meses, se compra en una semana y se come en un día’" cuenta Manuel López, responsable de ‘Hijos de Manuel Picó Llorens’. Para ellos la campaña supone el 90% del año “y los tres Reyes Magos son el turrón de Alicante, el de Xixona y el de chocolate”. 

Desde el consejo apuntan que pese a un crecimiento inesperado del 11% en los turrones protegidos el año pasado, el sector está estable pero no ocurre lo mismo con el del chocolate, que está disparado. Alicante es ya la provincia española que más produce con 33 millones de kilos anuales y, sí, su consumo también crece en navidad.

El juguete resiste

La globalización y las exportaciones de China golpearon con fuerza el otrora dominante sector juguetero pero esta industria sigue dando trabajo directo a unas 4.500 personas. Son las cifras que maneja la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes que tiene su sede principal en la localidad de Ibi, pues Alicante se mantiene como epicentro, y que prevé un crecimiento global en la facturación de entre un 1% y un 2% este 2018.

La Comunitat Valenciana lidera el ranking autonómico de empresas, con 93, de empleados, con casi dos mil, y de facturación, con 628 millones de euros (un 37% de la estatal), es por Alicante, donde están radicadas 66 empresas y 1.500 empleados. Y en esta campaña se concentran alrededor del 75% de las ventas nacionales.

Es el caso de Muñecas Berbesa de Ibi, esta compañía familiar exporta a Europa cerca del 60% de su producción. “En 2000 con la entrada de las importaciones de China tuvimos que cambiar el catálogo y especializarnos en la calidad y desde la crisis de 2008 tuvimos que buscar otros mercados”, explica su responsable Raúl Arias. Sus muñecas van desde los 10 a los 50 euros y juegan la baza de la calidad y la seguridad para diferenciarse del modelo chino.

Crece la flor de Pascua

Aunque con menos tradición, un cuarto motor se ha unido al tirón navideño en la provincia. Se trata de la Poinsettia o Flor de Pascua. Se calcula que desde hace una década se producen unos nueve millones de unidades en estas fechas.

Para Viveros Amorós, de Elche, esta planta (en todas sus variedades) puede suponer entre un 15 y un 20% de su facturación anual y llevan unos veinte años con ella. En sus invernaderos hay entre 80.000 y 100.000 unidades preparadas y casi todas apalabradas para llegar a las tiendas entre el puente de diciembre y el sorteo de la Lotería.

Las primeras se plantaron en abril y como con la uva, el clima es la clave. Por eso Almería lidera la producción, con un 25% del total, pero le siguen muy de cerca Alicante y Murcia con un 20% cada una. Otra carta más para el póquer navideño alicantino.