Comercio

Las falsificaciones restan 15.000 millones de ingresos anuales en las cuentas de la UE

En España, el comercio pierde 6.000 millones de euros en ventas cada año

El ministerio quiere impulsar el paso de los manteros hacia la venta ambulante

Venta de falsificaciones en plena calle, en Fuengirola. 

Venta de falsificaciones en plena calle, en Fuengirola.  / MIGUEL LORENZO

Se lee en minutos

Sara Ledo

Desde ropa a productos cosméticos, pasando por componentes de automóviles o smartphones y hasta medicamentos, las falsificaciones son una lacra que restan anualmente alrededor de 15.000 millones de euros a los ingresos fiscales y las contribuciones a la Seguridad Social de la Unión Europea, según las estimaciones del Gobierno recogidas en un informe de medidas para luchar contra la piratería. "Las falsificaciones son un fenómeno muy preocupante a nivel global que desde los años 90 ha tenido una tendencia creciente que se ha acentuado ante la proliferación de canales alternativos de venta, especialmente Internet", explicó la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto durante la presentación del citado informe, antesala del Plan nacional de lucha contra las falsificaciones 2019-2020. 

El estudio, aprobado el viernes pasado por el Consejo de Ministros, además de señalar las pérdidas para las cuentas públicas de la UE de la piratería, hace hincapié en los posibles riesgos en materia de salud y seguridad que para los consumidores pueden entrañar los productos falsificados como daños en el cuero cabelludo (cosméticos) o ingestión de sustancias tóxicas (medicinas), así como inseguridad en los vehículos (componentes), e introduce los peligros que en el entorno local que pueden suscitar su fabricación "al no respetar la regulación medioambiental". 

En el apartado económico se hace eco de los datos de la EUIPO y recuerda que si Europa pierde anualmente 58.000 millones de euros en ventas y más de 400.000 empleos debido al comercio ilegal, en el caso de España el recorte es de 6.000 millones de euros en ventas y 40.000 empleos. Un problema al que el Ejecutivo trata de poner coto con una campaña de concienciación en redes sociales y medios de comunicación para mostrar que al comprar productos originales el consumidor "genera empleo, innovación, proyectos empresariales y protege sus derechos como consumidor y contribuyente, además de ayudar contra la explotación laboral". 

Del 'top manta' al mercadillo

Te puede interesar

Además, Reyes Maroto anunció que el ministerio que preside, en colaboración con Trabajo CCAA y ayuntamientos, estudia "diversas iniciativas" para intentar reinsertar a los manteros en el mercado laboral, entre las que mencionó el paso de estos a la venta ambulante legal. "Muchos se ven abocados a la calle porque no tiene otra forma de vida, tenemos que combatir esto", agregó Maroto, sin dar más detalles. 

La ministra también anunció la aprobación de la Ley de Marcas en el Consejo de Ministros que se celebra este viernes. 

Temas

Comercio