Ir a contenido

mercado laboral

Entrenadas para trabajar

La Fundación Quiero Trabajo viste y prepara a mujeres con pocos recursos para hallar empleo

La entidad con sede en Barcelona tiene previsto abrir en enero una ofiicina en Madrid

Sara Ledo

 De derecha a izquierda, Teresa Villa, Vanessa Lopez, Esther Espinosa y Àfrica Soler

 De derecha a izquierda, Teresa Villa, Vanessa Lopez, Esther Espinosa y Àfrica Soler

Magalí es licenciada en Farmacia y Química en su país, llegó a España hace 13 años y desde entonces trabajó siempre como limpiadora. Ana Isabel es una maquilladora madrileña que por motivos familiares se tuvo que ir a vivir a A Coruña y de la ciudad gallega a Barcelona, después de tener un hijo no consiguió volver a encontrar trabajo porque "no sabía qué hacer". Como Magalí  y Ana Isabel hay muchas mujeres en España a las que le cuesta encontrar un empleo, a pesar de tener las aptitudes necesarias para muchos de ellos, debido en parte al miedo que les suscita enfrentarse a una entrevista de trabajo.

Por ello, Patricia Estany y Rosario Cabané decidieron en el año 2016 crear la Fundación Quiero Trabajo, una oenegé que replica la exitosa labor de 'Smart Works UK' y de 'Dress for Success' en más de 30 países con el objetivo de ayudar a mujeres con pocos recursos. Su labor se basa en un programa de dos horas que primero las asesora estilísticamente –para elegir el 'look' adecuado- y después una 'coach' les hace una simulación de la entrevista real. Más de 600 mujeres han pasado ya por su oficina de Barcelona, de las cuales el 82,4% consiguieron superar la entrevista antes de un mes, a partir de enero abrirán un nuevo departamento en Madrid.

"Yo había hecho entrevistas antes porque estaba trabajando en empresas de limpieza y con gente mayor, también en algunas farmacias, pero no tuve éxito. Lo que me hizo la Fundación Quiero Trabajo fue darme la seguridad de que el puesto iba a ser para mí. Entré muy insegura y salí de allí pensado: 'este trabajo es mío', me preparé toda la noche y así fue", explica en una conversación telefónica Magalí que ahora trabaja en una farmacia. 

En el caso de Ana Isabel su paso por Quiero Trabajo derivó, después de un tiempo, en su actual posición como formadora de maquillaje en una gran multinacional. "Para mí fueron un gran apoyo para tener más seguridad de cara a la entrevista, y de hecho lo conseguí, pero era para un trabajo de comercial que finalmente descarté porque creí en mi y decidí apostar por otra cosa", explica.

Mujeres vulnerables

"La mayoría de las mujeres que atendemos son mayores de 45 años de las cuales, el 90% son personas en riesgo de vulnerabilidad, víctimas de violencia machista y, sobre todo, mujeres que han dejado de creer en ellas", explica la directora ejecutiva de Quiero Trabajo, Vanessa López Oliver. En España, el 30,9% de las mujeres en edad laboral están en riesgo de exclusión o vulnerabilidad debido al desempleo, la inactividad y la contratación irregular, según la Fundación Adecco.  

Además, las mujeres mayores de 55 años representan un 12,6% del total de desempleadas, una cifra que hace una década era del 5,9%. "Se habla mucho de la violencia machista pero no de la violencia económica, me refiero a aquellas parejas que tienen un hijo, deciden dejar su trabajo y pasan a depender económicamente de su pareja. Muchas veces, aunque no son felices, se encuentran obligadas porque no tienen otra alternativa", explica López Oliver.

Dos horas de preparación

Estas mujeres llegan a Quiero Trabajo a través de los servicios sociales, para lo cual esta oenegé cuenta con la colaboración del programa Labora del ayuntamiento de Barcelona y de Barcelona Activa, así como de otros acuerdos con varios ayuntamientos catalanes y madrileños y entidades como Cruz Roja o la Fundación Sur. Una vez en las instalaciones, deben rellenar un breve cuestionario sobre ellas mismas para que las formadoras las conozcan, se les hace una pequeña entrevista sobre sus preferencias y se las lleva a un showroom –una especie de tienda con ropa de diferentes marcas- donde escogen el estilismo adecuado que la oenegé les regala.

Cuando ya tienen el conjunto llega la segunda fase en la que se hace un repaso por su Curriculum y se les ayuda a "construir un mensaje positivo". "Hay personas que vienen y cuando les preguntas 'dime tres cosas buenas de ti', no saben qué responder. Nosotros les ayudamos a que entiendan que todos tenemos algo bueno y que tienen que decirlo, darse a valer", explica López Oliver.

Quiero Trabajo -que ya tiene el sello de la Fundación Lealtad que garantiza su transparencia- cuenta con la colaboración de más de 140 voluntarios y entidades colaboradoras como es el caso de Inditex y Mango, que ceden la ropa; Schwarzkopf y Henkel, el maquillaje, o Backer and Mckenzie, que se encargan de la tesorería.

Temas: Empleo