TRANSPORTES

El peaje de las autopistas del Estado subirá un 1,67% en enero

La tarifa bajará en las radiales de Madrid y las otras vías rápidas rescatadas para fomentar su uso

Cabinas de peaje.

Cabinas de peaje. / JOAN PUIG

2
Se lee en minutos
Europa Press

El precio medio del peaje de las autopistas que conforman la red de concesiones del Estado subirá un 1,67% a partir del próximo 1 de enero de 2019, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

La subida se aplicará en todas las autopistas dependientes de la Administración General del Estado, que suman 2.550 kilómetros de longitud. En cambio, en las nueve vías 'rescatadas' y que actualmente gestiona la empresa pública dependiente del Ministerio de Fomento, este departamento prevé rebajar su peaje. El argumeno que utilizaron los responsables de Fomento para esta excepción fue que con esta medida de rebaja se pretende estimular el uso de estas vías rápidas. Este descenso se aplicará en las cuatro radiales de Madrid, la Madrid-Toledo, la que une la capital con el aeropuerto de Barajas, la Ocaña-La Roda, la Cartagena-Vera y la circunvalación de Alicante.

El incremento medio de los peajes en el 2019 en el resto de concesiones será más moderado respecto al del 1,91% aplicado a comienzos de este año 2018, si bien supone encadenar dos ejercicios de subidas tras los descensos registrados en el 2016 y el 2017.

La actualización del precio medio del peaje de estas autopistas es fruto de aplicar la fórmula de revisión automática anual que el sector pactó con el Gobierno en el 2002. El sistema de cálculo tiene entre sus principales variables el IPC medio entre los meses de octubre de un año y del siguiente y que, posteriormente, se pondera en función de la evolución de los tráficos. En las autopistas dependientes de la Generalitat, el incremento no se decidirá hasta el próximo mes de enero, según han informado fuentes del Govern. 

La subida para el 2019 que arroja esta fórmula se aplicará un mes después de que por vez primera en España una autopista concluyera su contrato de concesión, volviera al Estado y levantara su peaje. Se trata de la AP-1 Burgos-Armiñón (Álava), que el pasado 1 de diciembre levantó sus barreras y a la que, por tanto, ya no afecta la subida. Este incremento será también el último para otras dos autopistas, la AP-7 entre Tarragona, Valencia y Alicante, y la AP-4 Sevilla-Cádiz, que concluyen el plazo concesional en un año, al cierre de diciembre del 2019.

Por el momento, la subida de 2019 tendrá lugar en tanto la red de autopistas estatales cerrará 2018 encadenando un quinto año consecutivo de crecimiento del tráfico, si bien más moderado.

A cierre del pasado mes de octubre, las vías de pago registraron una media de 20.141 vehículos diarios, lo que implica un crecimiento del 2,6%, la mitad respecto al de más del 4% contabilizado en 2017 y a comienzos de este ejercicio. Además, en el caso de las vías rescatadas, algunas presentan un descenso de usuarios.

Noticias relacionadas

Asimismo, la actualización anual de los peajes tendrá lugar en pleno debate sobre la búsqueda de un nuevo sistema para garantizar la viabilidad futura de la red de autovías del Estado y su mantenimiento, que conlleva sopesar la eventual articulación de un peaje en todas las autovías.

El debate está previsto que acometa en una comisión específica del Congreso de los Diputados desde comienzos de año y por un periodo estimado de seis meses.