Ir a contenido

CAMBIO ENERGÉTICO

Coche eléctrico: Puntos de recarga, pocos y gratuitos

La Generalitat ha invertido 2,29 millones de euros en 88 estaciones de recarga de vehículos eléctricos desde el 2016

En Catalunya circulan solo 12.000 automóviles limpios, el 1% del total, porcentaje que deberá llegar al 100% en el 2040

Eduardo López Alonso

Un coche eléctrico en el Salón del Automóvil de París.

Un coche eléctrico en el Salón del Automóvil de París. / EFE/ Ian Langsdon

La red de cargadores públicos de coches eléctricos se ampliará en 22 hasta el próximo verano. La Generalitat aseguró este lunes que la inversión destinada a la red de estaciones eléctricas de carga rápida con destino a automoción ha ascendido ya a unos 2,29 millones de euros desde el 2016 a través del Institut Català d'Energia (Icaen). En seis meses habrá 22 puntos más de recarga de vehículos eléctricos en Catalunya, hasta un total de 88, tras comprometerse una inversión de 854.750 euros, y se alcanzará el centenar a finales del 2019.  

La denominada red para servicios en ruta es un primer paso en el objetivo de que todos los vehículos sean eléctricos en el 2040. Pero lo cierto es que nadie parece saber a día de hoy de qué manera se conseguirá esa meta. La Taula d'Infrastructuras de Recàrrega del Vehícle Elèctric a Catalunya celebrada este lunes fue un claro exponente de las incertidumbres generadas por un cambio para el que se ha fijado el objetivo (prohibir los coches alimentados por combustibles fósiles en el 2040) pero todavía no la forma de conseguirlo. Mientras tanto, el parque de vehículos eléctricos es de solo unas 12.000 unidades, sin que la iniciativa privada tenga incentivos para invertir en puntos de recarga. 

La exigencia de reducir las emisiones de CO2, que han aumentado el 18% desde 1990, ha situado en la agenda sociopolítica una transición sin opción a ser retrasada. España está a la cola de Europa en la instalación de infraestructuras de recarga de coches eléctricos. Actualmente solo el 1% de los coches son eléctricos y en el 2040 ese porcentaje deberá haber pasado al 100%.

Según cálculos de la consultora KPMG, al menos hasta el año 2027 el vehículo eléctrico no sobrepasará en ventas al diésel. Con esos datos, no faltan las voces en la industria automovilística y otros sectores afectados que reclaman que las medidas de reforma no vayan por delante del proceso de cambio, ya que de lo contrario las inversiones serán en gran medida a fondo perdido.

Mientras representantes de las gasolineras reconocían ayer el «espanto» creado en el sector por la transición anunciada, por la destrucción de su modelo de negocio, los administradores de fincas reclamaban la necesidad de modificar el Código Civil para permitir que las comunidades de propietarios puedan aprobar con mayoría simple la instalación de puntos de recarga. Otros actores de la Taula se quejaban de la actual gratuidad del suministro eléctrico a coches, algo que bloquea la aparición de más inversiones en estaciones de recarga, por ejemplo en párkings privados de uso público. El alto coste por potencia contratada, bloquea la inversión.

El director del Institut Català d'Energia (Icaen), Manel Torrent, anunció que el objetivo del Govern pasa por conseguir, a finales del 2019, una red de 100 puntos de recarga rápida en Catalunya, de forma que "todo el mundo tenga a menos de 30 kilómetros de distancia un punto de recarga". Las 22 nuevas estaciones del año que viene, cuya gestión irá a cargo de ayuntamientos y corporaciones locales, estarán situadas en 15 ubicaciones. Manresa, Montmeló, Lleida, Figueres, Sant Feliu de Guíxols, Vandellòs, L'Hospitalet de l'Infant y Tarragona dispondrán cada uno de dos estaciones. En cambio, habrá una estación por municipio en las localidades de Vilobí d'Onyar, Cambrils, Móra la Nova, Móra d'Ebre, el Vendrell, Cervera, Sant Vicenç dels Horts y Vic. Estas localizaciones aumentan la cobertura geográfica de la red rápida de recarga, cuya función es dar apoyo a la demanda de movilidad interurbana de los ciudadanos y proporcionarles la seguridad de que podrán disponer de estaciones de recarga rápida cuando hagan desplazamientos largos en vehículo eléctrico.

Ayuntamientos

Las estaciones de la red pública -de las 88, 66 han sido impulsadas por el Icaen y el resto por ayuntamientos y terceros a cuenta propia- serán interoperables, por lo que será posible acceder a cualquiera con las tarjetas de usuario emitidas por las corporaciones que gestionan las estaciones, y en un futuro, posiblemente a través de los dispositivos móviles.

El director del ICAEN ha precisado que el impulso de la red eléctrica pública se enmarca en el Plan estratégico 2016-2019 para el despliegue de la infraestructura de recarga para el vehículo eléctrico en Catalunya (Pirvec). En el marco del Pirvec, también se ha constituido la Alianza de municipios para la interoperabilidad, se han formado más de 300 instaladores en la colocación de puntos de recarga vinculados a aparcamientos privados o se han realizado propuestas normativas al gobierno estatal para fomentar la electrificación del transporte por carretera. Actualmente, solo unos 12.000 vehículos eléctricos circulan en Catalunya, y un 1% de los nuevos turismos matriculados y un 4% de las motocicletas son eléctricos, mientras que un 9% de los coches matriculados son híbridos. En España hay un parque de más de 35 millones de vehículos diésel.