Ir a contenido

Industria Cárnica

El Grupo Jorge deberá pagar 6 millones de euros por emplear falsos autónomos

La Inspección de Trabajo dictamina que el entramado industrial cárnico abone las cuotas atrasadas de 1.616 personas que actuaban a través de cooperativas de trabajo

Gabriel Ubieto

Delegados sindicales de UGT repartiendo información sobre la huelga a las puertas del matadero del Grupo Jorge en Mollerussa (Lleida). 

Delegados sindicales de UGT repartiendo información sobre la huelga a las puertas del matadero del Grupo Jorge en Mollerussa (Lleida).  / Oriol Bosch (ACN)

El Grupo Jorge deberá abonar un total de 6.119.036,24 euros a las arcas de la Seguridad Social en concepto de cuotas atrasadas por emplear durante meses a un total de 1.616 falsos autónomos en los dos mataderos que tiene en Catalunya. Así lo dictamina dos actas de liquidación de la Inspección de Trabajo, a las que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, tras las actuaciones llevadas a cabo en abril del 2018 en las plantas localizadas en Santa Eugènia de Berga (Barcelona) y Mollerussa (Lleida). A preguntas de este medio, el Grupo Jorge ha declinado realizar declaraciones al respecto.

La Inspección de Trabajo dictamina así que el modelo laboral según el que se organizaba hasta el 31 de agosto del 2018 el Grupo Jorge en Catalunya era fraudulento y, en dicha fecha, pasó a dar de alta de oficio en el régimen general de la seguridad social a esos 1.616 trabajadores. El acta de liquidación de la Inspección de Trabajo se cerró el pasado 31 de octubre y durante esta semana los empleados han ido recibiendo individualmente las notificaciones oficiales.

La internalización de esos 1.616 trabajadores llega tras sendas denuncias de los sindicatos CCOO y UGT en febrero del 2018, una posterior convocatoria de huelga y cuatro meses de negociaciones con la mediación del Departament de Treball de la Generalitat. A preguntas de este medio, el director general del departamento, Enric Vinaixa, ha afirmado no tener constancia de que actualmente el Grupo Jorge opere con cooperativas de trabajo y que todos esos trabajadores se encuentran bajo la cobertura del convenio colectivo del sector.

Un modelo común en la industria cárnica

El modelo laboral de las cooperativas de trabajo está muy extendido en el sector de la industria cárnica y se encuentra actualmente en revisión judicial. El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, anunció la semana pasada que la Inspección de Trabajo ha destapado, en el marco de las actuaciones del Plan Director por un Trabajo Digno, alrededor de 14.000 falsos autónomos solo en la industria cárnica. Ello va de la mano también de un requerimiento de cuotas pendientes que asciende a 240 millones de euros.

Actualmente, y el caso del Grupo Jorge lo ejemplifica, el Ministerio de Trabajo está preparando una reforma de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS) para facilitar a la Inspección el poder sancionar esta "picaresca fiscal", tal como la definió Granado. Si bien el Grupo Jorge tendrá que abonar seis millones de euros en concepto de cuotas atrasadas, no tendrá que abonar una multa adicional. Al menos el Departament de Treball no tiene constancia formal de ello.

La explicitación de esta infracción, que recibirá el nombre de "falso encuadramiento", desincentivaría a las empresas a optar por la vía de los falsos autónomos mientras la Inspección de Trabajo no les pida que rectifiquen. Esta figura permite a los empresarios esquivar el pago de las cotizaciones y hacer que sean los trabajadores quiénes lo asuman, lo que les permite reducir considerablemente los costes laborales. 

Temas: UGT CCOO Catalunya