Ir a contenido

HUELGA EL 12 DE DICIEMBRE

El Govern planteará acortar el plazo de retorno de las pagas extras que debe a los funcionarios

La propuesta inicial contemplaba devolverlas hasta el 2026 y los sindicatos convocaron huelga

Europa Press

Protesta de los funcionarios.

Protesta de los funcionarios. / RICARD CUGAT

El Govern planteará recortar el plazo de retorno de las pagas extras del 2013 y el 2014 que debe a los funcionarios de la Generalitat en la negociación con los sindicatos, que han convocado huelga general para el próximo miércoles 12 de diciembre ante la última propuesta de no acabar de devolverlas hasta el 2026.

El conseller de Polítiques Digitals y Administració Pública de la Generalitat, Jordi Puigneró, ha explicado que su objetivo es el de llegar a un acuerdo con CCOO y UGT de Catalunya para que desconvoquen la huelga.

"Los trabajadores de la Generalitat tienen que poder cobrar cuanto antes mejor" ha remarcado el conseller, pero ha recordado que está supeditado a la actual regla del gasto para las comunidades autónomas fijada por el Ejecutivo central.

Es por ello que Puigneró ha pedido a PSC Comuns que presionen al Gobierno para que se modifique la ley de estabilidad presupuestaria, que determina dicha regla, y ha subrayado su "corresponsabilidad" de que los funcionarios acaben cobrando las pagas, cantidad que asciende a un total de 1.100 millones de euros.

También ha señalado que se pueden contemplar otros aspectos para desencallar las negociaciones, como la productividad y el plan de pensiones: "Está todo sobre la mesa", ha defendido, y ha asegurado que se pactará con los sindicatos, ya sea antes de la huelga o después.

Desacuerdo

En la última Mesa General de la Función Pública, a finales de octubre, la Conselleria propuso a los sindicatos retornar las pagas pendientes de manera fraccionada hasta 2026, rechazando la opción de recuperar el 10% de la de 2013 en 2018, tal y como habían acordado ambas partes hacia un año con el anterior Govern.

En concreto, la propuesta preveía que se devolviera la primera de 2019 hasta 2022, con el pago de un 10%, un 20%, un 35% y un 35%, respectivamente, y la segunda de 2023 hasta 2026, con el pago de un 25% anual.

"Hicimos una primera propuesta de hacerlo en ocho años. ¿Por qué se hizo? Porque, cuando se retornó la paga extra de 2012, el mismo gobierno del PP determinó que se devolvería en cuatro años. Una paga en cuatro años. Pues, dijimos, como propuesta de salida, si una paga se devolvió en cuatro años, dos en ocho", ha argumentado Puigneró.

Ante esta propuesta, los sindicatos UGT y CCOO de Catalunya y la IAC rompieron las negociaciones y convocaron huelga: los dos primeros una general para el 12 de diciembre y la IAC una de dos horas para el pasado 29 de noviembre, con la intención de coincidir con otras protestas que también ocurrían ese día como las de Enseñanza, los estudiantes y el personal sanitario.

Frente a la convocatoria de CCOO y UGT de Catalunya, el Govern ofreció en una reunión para fijar los servicios mínimos a principios de esta semana aumentar hasta el 25% el pago de la paga de 2013 el próximo año con el objetivo de "mejorar la propuesta inicial" y los representantes sindicales valoraron positivamente la voluntad del departamento de negociar pero les resultó insuficiente.