Ir a contenido

energía

El petróleo se dispara tras el acuerdo de la OPEP y Rusia para producir menos

El pacto prevé que la oferta se reduzaca en unos 1,2 millones de barriles diarios

Khalid Al-Falih, ministro de Energía de Arabia Saudí, habla con los periodistas tras la reunión de la OPEP.

Khalid Al-Falih, ministro de Energía de Arabia Saudí, habla con los periodistas tras la reunión de la OPEP. / Anis Belghoul

La cotización del crudo se ha disparado tras conocerse las primeras informaciones sobre un acuerdo del cártel de países exportadores de petróleo, la OPEP, con Rusia y otros países productores que no pertenecen a la organización. Con esta medida, la oferta se reducirá a partir de enero en unos 1,2 millones de barriles diarios

El barril de Brent, la calidad de referencia en Europa, se ha disparado más del 5%, hasta el entorno de los 63 dólares. El precio del crudo acumulkaba un descenso del 30% desde octubre.

Al final el acuerdo consiste en retirar del mercado 800.000 bariles diarios por parte de los países integrantes de la OPEP y otros 400.000 por parte de Rusia y otros productores que no pertenecen al cártel.

"Desde el primero de enero van a reducir la producción. Serán 800.000 de la OPEP y 400.000 de los No-OPEP, en total serán 1,2 millones de barriles diarios", ha explicado el ministro iraní de Petróleo, Biyan Zanganeh, al abandonar la reunión de veinticuatro productores poco después de su inicio y mostrarse satisfecho de que su país ha quedado exento del compromiso de rebajar su bombeo.

"Creo que ha sido un buen acuerdo. Irán está formalmente excluido de esta decisión. Creo que Venezuela y Libia también están excluidos", ha añadido.

La reunión de hoy estuvo precedida por seis horas de sesión de la 175 conferencia ministerial de la OPEP, que finalmente pospuso a hoy la adopción de una decisión definitiva, ya que la supeditó a la adhesión de sus aliados no miembros

Fuentes próximas al Gobierno ruso aseguran que el país contribuirá con 200.000 barriles diarios menos. Un recorte de 1,2 millones, "si se implementa pronto y plenamente", será suficiente, según los expertos.

La oferta de los mayores productores mundiales, la OPEP, Rusia y EEUU ha aumentado en 3,3 millones de barriles diarios desde finales del año pasado, hasta llegar a los 56,38 millones, lo que supone casi el 60% del consumo global.