Ir a contenido

Paro de funcionarios

Los trabajadores de Ferrocarrils se suman a la huelga del 12 de diciembre

Los sindicatos rechazan la nueva propuesta de retorno de las pagas extras del 2013 y 2014 presentada por el Govern

Desde la 'conselleria' de Polítiques Digitals i Funció Pública se insiste en que las negociaciones siguen abiertas

Gabriel Ubieto

Funcionarios de la Generalitat se manifiestan en la plaza Sant Jaume de Barcelona exigiendo las pagas extras retiradas.

Funcionarios de la Generalitat se manifiestan en la plaza Sant Jaume de Barcelona exigiendo las pagas extras retiradas. / Albert Bertran (El Periódico)

El reloj avanza y sindicatos y Govern van tachando los días que faltan hasta la huelga de funcionarios convocada para el 12 de diciembreFerrocarrils de la Generalitat de Catalunya es uno de los nuevos colectivos que han anunciado que se sumarán trabajadores a los paros, según han afirmado los sindicatos convocantes. Actualmente se encuentran trabajando para que los Mossos d'Esquadra, que legalmente solo podrían participar en la manifestación convocada durante esa jornada, acaben sumándose.  

Las negociaciones entre CCOOUGT y la 'conselleria' de Polítiques Digitals i Funció Pública continúan abiertas, aunque hasta la fecha a baja intensidad. Desde la rueda de prensa del 12 de noviembre en la que los sindicatos anunciaron las movilizaciones, el primer contacto oficial entre las partes fue el 3 de diciembre.

En una reunión planteada para fijar los servicios mínimos durante los paros, la 'conselleria' trasladó a los sindicatos una nueva propuesta de retorno del 25% de la paga extra del 2013 durante el próximo 2019, sin calendario para el monto restante. Lo que desde el Govern se interpreta como una propuesta "mejorable" para tratar de "evidenciar la voluntad de negociar", desde los sindicatos se ha leído como otra propuesta "claramente insuficiente".

A fecha de este miércoles no hay una nueva reunión de mediación convocada entre las partes, aunque desde la 'conselleria' se traslada que "a lo largo del puente" habrá nuevos contactos.

La pugna entre sindicatos y Generalitat viene motivada por el incumplimiento del calendario de retorno de las pagas extras retiradas en el 2013 y del 2014. El anterior Ejecutivo se comprometió a devolver un mínimo del 10% antes de finalizar el 2018, algo que, a falta de unos nuevos presupuestos, el actual afirma no poder cumplir. El monto total adeudado asciende a 1.100 millones de euros.