Ir a contenido

Instituciones comunitarias

El Eurogrupo pide medidas adicionales en el presupuesto español de 2019

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro hacen suyo el dictamen de la Comisión Europea y cuestionan las cuentas de Pedro Sánchez

Silvia Martinez

La ministra Nadia Calviño con varios de sus homólogos en el Eurogrupo.

La ministra Nadia Calviño con varios de sus homólogos en el Eurogrupo. / Emmanuel DUNAND AFP

El veredicto de la Comisión Europea hace dos semanas fue claro: el presupuesto para 2019 pactado por el Gobierno de Pedro Sánchez y Podemos está “en riesgo de incumplir las exigencias del Pacto de Estabilidad y Crecimiento”. Este martes han sido los ministros de economía y finanzas de la zona euro quienes han hecho suyo el aviso. Según el Eurogrupo, las cuentas españolas están en riesgo de incumplimiento, y se desvían “significativamente” de la senda de ajuste pactada y del objetivo de reducción de deuda previsto para 2019.

Por este motivo, el Eurogrupo ha “invitado” al Gobierno de Pedro Sánchez a adoptar todas “las medidas adicionales necesarias” para hacer frente a los riesgos identificados por el Ejecutivo comunitario en su análisis y garantizar que el presupuesto de 2019 cumplirá con las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Además de España, también han recibido el mismo aviso Bélgica, Francia, Portugal y Eslovenia aunque este último no ha recibido un tirón de orejas por la deuda. El peor parado, no obstante, ha sido una vez más Italia. Los gobiernos de la zona euro han respaldado a la Comisión Europea en el procedimiento lanzado aunque también el proceso de diálogo abierto con Roma para reconducir la situación.

España defiende sus cuentas

Pese a esta nueva advertencia el mensaje de España no ha cambiado. “Nuestro plan presupuestario está dentro de los márgenes de flexibilidad del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y es normal en esta fase que haya discrepancias o distintas evaluaciones o estimaciones sobre cual va a ser el resultado efectivo de las medidas que nosotros queremos poner en marcha”, ha vuelto a insistir la ministra de economía, Nadia Calviño, que asegura que el tono del debate con sus colegas “fue positivo y de ánimo”

Para la titular de economía, es “habitual” que haya discrepancias cuando “se trata de medidas fiscales y de nuevos impuestos” como “los dos que queremos introducir en las próximas semanas: la tasa a las transacciones financieras y el impuesto sobre determinados servicios digitales”, explicó el lunes a su llegada a la reunión. Según las estimaciones de los técnicos comunitarios, la recaudación a cuenta de estos dos gravámenes será de un 25% inferior a lo que prevén las autoridades españolas.

Informe post rescate

“Es normal que existan este tipo de discrepancias en cuanto a la estimación de cuales pueden ser los resultados en ultima instancia, pero el hecho de que nuestro plan presupuestario es compatible y está dentro de los márgenes de flexibilidad del Pacto de Estabilidad y Crecimiento creo que es la base sobre la que tenemos que construir”, ha insistido Calviño. El Eurogrupo también ha hecho repaso a los informes post programa de Grecia, Chipre y España. Se trata del décimo informe elaborado tras la visita de los técnicos de la Comisión y el BCE a España el pasado 4 y 5 de octubre para garantizar la recuperación del rescate bancario.

El documento se hace eco de la decisión del Supremo de que sean los clientes y no los bancos quienes paguen el impuesto sobre las hipotecas y de la incertidumbre que hubo durante algunas semanas. “La decisión final deja claro que los bancos no tendrán que asumir pagos con carácter retroactivo. Su impacto sobre los balances bancarios habría sido significativo”, señala el documento. El informe también se hace eco de la salud del sector bancario y la privatización de Bankia. Preguntada por el informe publicado el pasado 23 de noviembre por el Banco de España, Calviño ha indicado que la intención del Gobierno es recuperar "al máximo las ayudas públicas concecidas" para sanear el sistema financiero y ha recordado que la privatización de Bankia es uno de los elementos para ello.