Ir a contenido

MALAS PRÁCTICAS BANCARIAS

Las demandas de cláusulas suelo tardarán cinco años en resolverse

EL TSCJ informa que los juzgados catalanes reciben 20.000 demandas por cláusulas suelo en el 2018

Europa Press

Afectados por cláusulas suelo se manifiestan ante una entidad financiera.

Afectados por cláusulas suelo se manifiestan ante una entidad financiera. / MIGUEL LORENZO

El presidente del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), Jesús María Barrientos, ha advertido de que, según sus cálculos, se tardarán cinco años en resolver las demandas actualmente presentadas en Catalunya por cláusulas bancarias abusivas como las cláusulas suelo.

Al presentar la Memoria judicial del 2018, Barrientos ha explicado que en lo que va de 2018 se han presentado 20.018 demandas (15.219 en Barcelona) cuando el año pasado fueron 18.078, unas cifras que han llevado al sistema de justicia civil "a una situación de colapso que tiene un pronóstico muy negro".

Ha puntualizado que los cálculos de cuántos asuntos entrarían a los juzgados fueron "bastante optimistas" al ponerse en marcha los juzgados especializados provinciales en cláusulas suelo, ya que se estimaban 9.000 demandas y ya se está llegando a la frontera de las 40.000.

Barrientos ha precisado que solo el Juzgado de Primera Instancia 50 de Barcelona acumula casi 30.000 demandas en dos años, cuando normalmente puede soportar 900 procedimientos anuales, lo que demuestra "la dimensión de la catástrofe".

Ha lamentado que estos juzgados provinciales tienen un "refuerzo raquítico" que solamente les permite emitir de media unas 5.000 sentencias al año, y ha vaticinado que posteriormente el colapso se trasladará a las segundas instancias: las audiencias provinciales.

Por eso, el presidente del TSJC ha considerado que esta problemática debe tener una respuesta legislativa, ya que los bancos han fiado la resolución de estos conflictos al litigio judicial, pese a que saben que en un 99% pierden los casos.

Por ello, les ha pedido tener "posiciones más comprensivas hacia el sistema de justicia", evitando la judicialización de los procedimientos para conseguir dilatar el pago de la deuda que, según ellos, tienen con sus clientes.