Ir a contenido

Huelga

El malestar de los servidores públicos estalla frente al Parlament

Médicos y Bomberos confluyen en la Cámara para protestar por la falta de recursos, profesionales y la precariedas

Catalunya vivirá este jueves la primera huelga de trabajadores de la Generalitat, que piden los derechos perdidos

Gabriel Ubieto / Beatriz Pérez

Protesta de médicos ante el Parlament, en el tercer día de huelga.

Protesta de médicos ante el Parlament, en el tercer día de huelga. / FERRAN NADEU

La tercera jornada de huelga de la atención primaria y de la sanidad concertada, con un seguimiento del 74% y del 65% respectivamente, ha vivido este miércoles el punto álgido de la tensión acumulada. Su reivindicación, que ha tenido lugar a las puertas del Parlament, ha confluido con la de Bombers de la Generalitat, que protestaban también por la precariedad. Ambos colectivos han intentado entrar en la Cámara saltándose los cordones de seguridad e hileras de Mossos d'Esquadra y antidisturbios, que previamente habían retrocedido posiciones, lo han impedido.

Algunos mossos han soltado algún porrazo contra los Bombers y entre ambos cuerpos ha habido empujones. "A tu, a tu, a tu també t'afecta" y "Los Bombers serán sempre nostres" les han gritado los médicos a los policías. Como consecuencia de todo, un bombero ha sido detenido en el interior del Parlament tras inentar saltar el cordón policial que custodia el recinto. Posteriormente ha sido dejado en libertad, a la espera de que sea citado por un juez. 

El presidente de Metges de Catalunya (MC), Jordi Cruz, ha reclamado a los partidos y Govern que al elaborar las Cuentas de la Generalitat para el 2019 "tengan en cuenta la salud y que sea el presupuesto más alto que nunca ha habido en el país". El sindicato, además, ha logrado reunirse con los representantes de los grupos parlamentarios, de quienes ha obtenido un "compromiso informal" de promover una mesa de negociación con la sanidad concertada, según Xavier Lleonart, presidente del sector de hospitales concertados de MC.

Al cierre de esta edición, las negociaciones con el Institut Català de la Salut (ICS) seguían adelante y, según las dos partes, "avanzan y progresan". Pero la huelga de médicos no ha sido desconvocada  aún y este jueves MC hará una protesta en el Consorci de Salut i Social de Catalunya (CSC). El principal escollo de la negociación sigue siendo la fijación del límite de visitas por médico, algo a lo que el ICS se niega. 'Volem més temps pels mostres pacients' ha sido de nuevo uno de los gritos más coreados por los médicos de primaria en huelga.

El otoño caliente del Govern

Varias fueron las voces del independentismo que pronosticaron que este sería un otoño caliente. No obstante, y tras un 2017 de hiperactividad soberanista en las calles, en este final del 2018 el foco de las protestas es otro: los trabajadores públicos catalanes quieren recuperar lo perdido desde el estallido de la crisis. Los recortes iniciados por el autodenominado "Govern dels millors" germinan ahora en huelgas y movilizaciones en las calles. Médicos y bomberos no son los únicos. Este miércoles también han hecho huelga los profesores universitarios y algunos estudiantes, convocados por el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC). Y este jueves 29 de noviembre esta convocado el primer gran paro de trabajadores de la Generalitat, que se sumará las demás reivindicaciones y que estará convocado por Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC).

Los convocantes de este jueves, en parte conscientes de que las cifras de seguimiento pueden no desbordar a la Generalitat, han apostado sus cartas a la potencia mediática de una gran concentración que junte a todos los colectivos frente a las puertas del Parlament. "Llevamos cinco años de crecimiento económico y no podemos dejar que se cronifiquen los recortes que nos vendieron como temporales. No es solo una huelga solo para recuperar las pagas extra retiradas, es para denunciar una apuesta privatizadora durante estos años por parte de la Generalitat", afirma uno de los portavoces de la IAC, Marc Casanovas.

Desde diferentes centrales se reconoce que "el momento es ahora". Por un lado, mediáticamente el soberanismo, como tal, se encuentra recalculando su estrategia y deja más espacio mediáticamente a otros debates. Por el otro, los pronósticos macroeconómicos aprietan y los sindicatos temen que las previsiones de desaceleración le sirvan a la Generalitat de argumento para posponer el retorno de los recursos todavía no recuperados. "No hemos dejado de movilizarnos durante estos últimos años, pero muchas veces se ha hecho una lectura interesadamente política de estas. Ahora el mensaje sindical es más nítido", considera el secretario general de la CGT, Ermengol Gassiet.

Los números que presentan los convocantes de la huelga de este 29 de noviembre dibujan un panorama con 5.000 sanitarios menos, 7.200 maestros menos y unos trabajadores públicos con el 30% menos de poder adquisitivo, entre otros. Además del agravio comparativo de las pagas extras del 2013 y del 2014. Los empleados públicos de la Generalitat son los únicos en las 17 autonomías que todavía no han recuperado ni un euro de las mismas. Este es el 'late motiv' bajo el que CCOO y UGT unifican sus movilizaciones del día 12.