Ir a contenido

audiencia nacional

Bankia reclama que se le saque del juicio por su salida a bolsa

El banco sostiene que solo quedan 209 perjudicados acusadores y pide devolverles el dinero

La entidad y su matriz argumentan también errores en los escritos de acusación en su contra

P. Allendesalazar

El expresidente de Bankia Rodrigo Rato (d, primera fila) junto al resto de acusados, durante la primera sesión del juicio por la salida a bolsa de la entidad en el 2011 que se celebra en la Audiencia Nacional. 

El expresidente de Bankia Rodrigo Rato (d, primera fila) junto al resto de acusados, durante la primera sesión del juicio por la salida a bolsa de la entidad en el 2011 que se celebra en la Audiencia Nacional.  / EFE / FERNANDO ALVARADO

Bankia y su matriz BFA han pedido este martes que se les saque del juicio que se celebra en la Audiencia Nacional por su salida a bolsa. De entrada, las dos entidades han puesto en duda la legitimidad de la mayoría de las acusaciones particulares para pedir que se les condene por falsedad documental y estafa a los inversores. Sus abogados, así, han esgrimido que de los más de 300.000 pequeños ahorradores que compraron acciones en junio del 2011, solo 11.000 llegaron a personarse en la causa, de las que a su vez solo 205 personas físicas y cuatro personas jurídicas de las que finalmente les han sentado en el baquillo cumplen los requisitos para ello.

Las dos entidades nacionalizadas presididas por José Ignacio Goirigolzarri pretenden de esta manera sacar del juicio a buena parte de las 16 acusaciones particulares. Sus letrados, así, han destacado que muchas de estas acusaciones dicen representar a perjudicados a los que ya se reintegró su dinero (tras una sentencia del Tribunal Supremo, el banco devolvió 1.840 millones de euros a partir del 2016), que no compraron acciones en la salida a bolsa sino después, que recibieron las acciones a cambio de sus preferentes y deuda subordinada en el 2012 y el 2013, que han fallecido, o que perdieron contra el banco por la vía civil.

Los letrados se han cebado especialmente en la asociación de consumidores Adicae. La organización, han destacado, dice representar a 1.405 afectados para los que pide una indemnización de 800 millones de euros. Pero cuando la Audiencia Nacional le solicitó que lo probase, han sostenido, solo pudo presentar justificantes de menos de 70 de estas personas. Y de estos, han añadido, solo 30 están realmente legitimados para acusar al banco, según los datos del mismo.

Devolver el dinero

Por ello, el grupo financiero ha pedido que se expulse del juicio a quienes no estén legitimados para acusarle y que al resto se les devuelva el dinero que perdieron (unos dos millones de euros) con cargo a la fianza depositada por el banco (12 millones). De esta manera, ya no habría acusaciones particulares y, teniendo en cuenta que la Fiscalía y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) no les acusan, los dos bancos podrían quedar fuera del juicio si el tribunal acepta su solicitud de aplicar la llamada 'doctrina Botín' (impide juzgar a alguien cuando no le acusan ni el Ministerio Público ni las acusaciones particulares, solo las populares). 

Adicionalmente, el banco y su matriz también han reclamado que se les saque del juicio porque las 10 acusaciones particulares y populares que les imputan delitos no hacen "ni una sola mención" en sus escritos de acusación a los hechos concretos por los que entienden que cometieron delitos. Asimismo, han pedido que el juicio se aplace o se amplíe la fase pericial para que las partes puedan analizar y contrarrestar los nuevos documentos e informes que la Fiscalía ha pedido incorporar al proceso.