Ir a contenido

Conflictos aerolíneas

Trabajo resuelve que Ryanair vulneró el derecho a huelga de sus trabajadores

La compañía también obstruyó la labor inspectora e incumplió la normativa sobre riesgos laborales

Sara Ledo

Vuelos cancelados de Ryanair en una pantalla en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Vuelos cancelados de Ryanair en una pantalla en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Pocos meses después del verano caliente entre Ryanair y sus trabajadores, la dirección especial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social les da la razón a los tripulantes de cabina y resuelve que la aerolínea Ryanair vulneró el derecho de estos a la huelga los días 25 y 26 de julio, así como el 28 de septiembre.

En una resolución fechada el 22 de noviembre, la Inspección de Trabajo determina que la compañía vulneró el derecho a huelga, tras acreditar que envió correos electrónicos y realizó llamadas telefónicas a los tripulantes de cabina para conocer quiénes secundarían la huelga, algo prohibido en la legislación española, así como por el "incremento considerable" del número de tripulantes de guardia y en imaginaria en las jornadas de huelga.

En el documento al que ha tenido acceso este medio, la dirección especial de Inspección de Trabajo y Seguridad Social agrega que "durante los días previos a la huelga" la empresa habría modificado sus planificaciones "de forma inmotivada" y "sin respetar los plazos de preaviso". Y reconoce que Ryanair habría incurrido en un "uso abusivo de su poder de dirección" mediante la señalización de huelgas e imaginarias superiores a lo habitual "a pesar del elevado número de cancelaciones" realizadas al conocer la convocatoria de huelga.

Precisamente, ese "incremento considerable" del número de tripulantes de guardia y en imaginaria provocó que Ryanair incumpliese la normativa sobre prevención de riesgos laborales en los locales de descanso, puesto que "en algunos casos" los informes han mostrado "insuficiencias" de espacio, mobiliario, dotaciones de taquilla y vestuarios debido.

La compañía "obstaculizó" la labor de la inspección

Esta resolución es el resultado de diversas inspecciones llevadas a cabo por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social los días 23, 24, 25 y 26 de julio y 28 de septiembre, tras las denuncias este verano de los sindicatos de los tripulantes de cabina de Ryanair, USO y Sitcpla, en las 13 bases de la compañía.

El documento también refleja que la compañía habría "perturbado, retrasado e impedido" el trabajo de los inspectores a través de los responsables de las bases (o quienes ejercían como tal) que "obstaculizaron" en algunos momentos las labores de comprobación, "especialmente las relativas a la toma de declaración a los Tripulantes de cabina y al análisis de la documentación y de prevención de riesgos laborales".

Por ello, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social propone a la compañía sanciones por la comisión de quince infracciones graves y una muy grave.  

Los sindicatos valoran positivamente la resolución

Tanto el sindicato USO como Sitcpla valoran positivamente una resolución que "supone un paso importantísimo para regularizar la situación de los tripulantes de cabina de Ryanair".