Ir a contenido

VISTA ORAL

La Fiscalía sopesa ampliar su acusación en el juicio del 'caso Bankia'

El Ministerio Público contempla una posible falsedad documental además de estafa a los inversores

Su nueva posición dificulta el intento de la mayoría de los acusados de que no se les juzgue

P. Allendesalazar

Empieza el juicio de la salida a Bolsa de Bankia. En la foto, el expresidente de Bankia Rodrigo Rato (primera fila) junto al resto de acusados, durante la primera sesión del juicio por la salida a bolsa de la entidad en el 2011 que se celebra en la Audiencia Nacional. / FERNANDO ALVARADO (EFE / VÍDEO: ATLAS)

Sorpresa para empezar en el juicio por la salida a bolsa de Bankia. Durante la primera sesión, la Fiscalía Anticorrupción ha anunciado este lunes que no descarta ampliar su acusación cuando acabe la vista oral, previsiblemente en junio. De confirmarse finalmente, supondría muy probablemente que el Ministerio Público aumentaría tanto los cinco años de prisión que ha pedido para el expresidente de la entidad Rodrigo Rato como el número de acusados para los que solicita condena, hasta ahora solo cuatro (también el exvicepresidente José Luis Olivas, el exconsejero ejecutivo José Manuel Fernández Norniella y el exconsejero delegado Francisco Verdú) de los 34 que se sientan en el banquillo.

En su momento, la acusación pública acusó solo a estos cuatro exdirectivos de un delito de fraude a los inversores por la "deficiente e incompleta" información del folleto de la salida a bolsa. En cambio, las acusaciones populares y particulares siguieron la línea marcada por el juez instructor Fernando Andreu, quien propuso también juzgar por un delito de falsedad en las cuentas de la entidad del 2010 y el 2011 a estos cuatro exdirectivos, a otros 26 exaltos cargos, a Bankia y su matriz BFA, al auditor externo Francisco Celma, y a la firma a la que pertenece este, Deloitte (esta solo por responsabilidad civil, no penal).

Errónea indefensión

La fiscal Carmen Launa ha reiterado que sus cuatro acusados "ocultaron el estado real" de la entidad de forma "consciente" en el documento informativo de la salida a bolsa. Pero ha ido más lejos para "evitar erróneas alegaciones de indefensión" por parte del resto de acusados. Según ha explicado, la Fiscalía no entendió en su momento que el "cúmulo de irregularidades contables" detectadas en el banco tuviera "entidad suficiente" para constituir un delito de falsedad contable.

Pero posteriormente, ha argumentado, el Tribunal Supremo ha determinado que la mera formulación de las cuentas, no su aprobación definitiva, es suficiente para que dicho delito sea posible. Las cuentas de Bankia del 2011 fueron aprobadas en un primero momento por el consejo de Bankia presidido por Rato (295 millones de euros de beneficio), pero la negativa del auditor a firmarlas provocó la intervención de la entidad y su reelaboración y aprobación definitiva por parte del nuevo equipo gestor, liderado por José Ignacio Goirigolzarri (2.979 millones de pérdidas). 

Nuevos documentos

Adicionalmente, ha esgrimido Launa, es necesario valorar nuevas pruebas que no se tuvieron en cuenta en la instrucción, como un reciente informe de Antonio Busquets, uno de los inspectores del Banco de España que actuaron como peritos del juez instructor, sobre el impacto que debería haber tenido en las cuentas de la salida a bolsa una reclamación de la aseguradora Aviva contra Bankia (llegó a pedir una indemnización de 944 millones). También ha pedido incorporar al juicio varios documentos sobre la situación de la inmobiliaria de Bancaja (una de las entidades que se fusionaron en Bankia, que a su juicio "ocultaba gran parte de los deterioros" del balance), sobre la situación de las siete cajas antes de la integración, y sobre su participada el Banco de Valencia.

La posición de la Fiscalía ha complicado mucho la situación a los acusados que han pedido la aplicación de la llamada 'doctrina Botín', que impide juzgar a alguien cuando no le acusan ni el Ministerio Público ni las acusaciones particulares. Para ello, han pedido la deslegitimación de estas últimas, pero el posible cambio de posición de la fiscal ha restado peso a sus argumentos.

Cuestiones previas

Las defensas de los acusados que han podido plantear este lunes al tribunal sus cuestiones previas al inicio de los interrogatorios han coincidido en destacar que todos ellos compraron acciones de Bankia en el debut bursátil y las vendieron después de su salida de la entidad, lo que a su juicio prueba que no tenían intención de delinquir y que confiaban en el futuro del banco. También han reclamado a los magistrados que no les obliguen a ir a todas las sesiones sino solo a aquellas en que su presencia sea imprescindible.

Varios de los letrados, asimismo, han planteado que sus defendidos sean excluidos del juicio por supuestos errores en los autos de procedimiento abreviado y de apertura de juicio oral. Así, por ejemplo, el exministro Ángel Acebes ha destacado que no era consejero de BFA, la matriz de Bankia, en el momento de la salida a bolsa. La defensa de Rodrigo Rato, por su parte, ha planteado que el juicio se aplace, o por lo menos se amplíe el plazo, ante las nuevas pruebas aportadas por la Fiscalía.

En principio, no se esperaba que los acusados comiencen a declarar hasta enero. Sin embargo, la sesión ha ido más rápido de lo previsto, con lo que podrían empezar a hacerlo a finales de esta semana o, más probablemente, en las tres sesiones programadas para la semana que viene.