Ir a contenido

CRIPTOMONEDAS

Bitcóin recorta su cotización pero mantiene el apoyo de los expertos

La moneda virtual más utilizada se ha desplomado el 76% desde su máximo a finales del año pasado

Los analistas reivindican su utilidad y papel disruptor y apuntan a su consolidación a medio plazo

Eduardo López Alonso

Una ilustración de la moneda virtual bitcoin. 

Una ilustración de la moneda virtual bitcoin.  / Benoit Tessier (REUTERS)

La cotización del bitcóin baja y sin aparentes síntomas de recuperación. Mientras los expertos siguen ensalzando las virtudes y potencialidades de las criptomonedas y su tecnología 'blockchain' en el futuro económico del mundo, lo cierto es que la realidad cambiaria contradice esa confianza. El bitcóin bajó esta semana hasta por debajo de la cota de los 4.250 dólares para situarse el viernes en torno a los 4.350, lo que significa una devaluación de un 76% con respecto al precio máximo alcanzado en diciembre del 2017 y un recorte superior al 33% este año. En aquel 16 de diciembre, cualquier terrícola se mortificaba lamentándose por no haber comprado bitcoines solo dos meses antes, ya que en esos 60 días la inversión se hubiese multiplicado por algo más de cinco veces. 

Lejos ya de aquella burbuja, y contradiciendo a los gurús más optimistas, los millonarios del bitcóin ya no tienen tanto como tuvieron pero hace tiempo que recuperaron lo invertido. Economistas reputados y analistas de todo tipo siguen reivindicando que el fenómeno de las criptomonedas no ha escrito el último capítulo, no en vano bitcóin mantiene una capitalización superior a los 75.000 millones de dólares, seguida del ripple (16.000 millones) y del ethereum (12.600 millones). 

Corrección inesperada

En opinión del experto Carlos Domingo, exresponsable mundial de I+D de Telefónica y fundador del fondo especializado en criptomonedas Spice VC, "nadie esperaba la corrección tan importante del bitcóin", y aunque "es posible" que siga devaluándose, "el soporte se sitúa en torno a los 3.000 dólares". 

Domingo opina que la posición de bitcóin es sólida porque "sigue entrando dinero institucional y la situación es mejor que hace seis meses", ya que "no existen otras monedas virtuales equiparables". "Creo que esta corrección es buena, elimina la locura de finales del 2017 y permite tener un crecimiento más sostenido a largo plazo", concluye.

Defensores

El profesor del IESE Javier Díaz Giménez es un firme defensor del bitcóin desde un punto de vista conceptual, pero realista ante el desplome: "Hay que separar la apuesta especulativa de lo que significa en realidad bitcóin", advierte. "Su precio será siempre volátil y se ha de resituar, pero actualmente es el único bien digital escaso y es el mejor; una apuesta a cinco o 10 años, una herencia para los que compraron antes del 2016". En su opinión, "puede regalarse en Navidad a los hijos para que aprendan a manejarlo, una alternativa que vale la pena conocer, pero hay que ser sensato y no invertir los ahorros". 

Pese a esta inestabilidad, todos los expertos coinciden en destacar que bitcóin es el adalid perfecto del liberalismo convencido, una moneda ácrata independiente de los estados y aspirante digna a medio de pago del siglo XXI. 

Ruptura y cambio

El exvicepresidente de Caixabank Juan María Nin aseguraba en el Congreso de la APD en Barcelona esta semana que las criptomonedas suponen "una ruptura" y "serán cruciales en el futuro del dinero", "tanto como moneda de cambio como reserva de valor". En su opinión, "es pronto para regular" las monedas virtuales pero "se abren nuevos escenarios", ya que "es más fiable un bitcóin que un trozo de papel que depende de los políticos". En el mismo foro, el empresario Carlos Barrabés, recordaba sobre Blockchain que "aunque pocos sepan como funciona un microondas todo el mundo lo utiliza". Blockchain es la tecnología que permite la validación descentralizada de operaciones. En opinión de Barrabés, "Blockchain es la nueva manera de construir el mundo y el dinero va a ser 'software' porque es más eficiente". Un estudio de la consultora PWC asegura que cuatro de cada cinco directivos dicen tener iniciativas en marcha en torno a Blockchain. Otro estudio de Capgemini apunta que en el 2019 empezará una nueva fase de transformación en la que será visible el impacto real de la nueva tecnología. 

Evolución

Pero mientras las voces tienden a confluir en crédito a las criptomonedas, lo cierto es que los inversores han escapado de su influjo de manera consistente en el último año. La prolongada mala racha que atraviesa ha sido calificada por algunos analistas en EEUU como el estallido de la criptoburbuja, mientras que otros recuerdan que un bitcóin valía apenas cinco centavos de dólar en el 2010 y 430 dólares (378 euros) a mediados del 2016, por lo que existe margen para la confianza. La idea es que sus defensores, esos que le deben su fortuna, son fieles al club bitcóin con lealtad suficiente para no abandonar el barco todavía, a la espera de nuevos adelantos disruptores. 

Fraude

A finales del 2017, el bitcóin debutó en el mercado de futuros CBOE de Chicago y en el CME, la principal plaza de derivados financieros de EEUU, lo que disparó su valor. Desde ese momento, la situación se ha enfriado pese a que han aparecido plataformas de compraventa y mecanismos para dar mayor liquidez a los activos en criptomonedas. Los analistas estadounidenses atribuyen esa pérdida de valor, entre otros motivos, a una amplia investigación de la Comisión de Valores sobre el fraude en el sector, que ha dado lugar a multas por ofertas iniciales de criptomonedas que no se ajustaban a la regulación. Las empresas de seguridad reconocen que aunque bitcóin está respaldado por la tecnología de datos más segura, la ciberdelincuencia la tiene en el punto de mira. Durante la primera mitad de este año, la firma Karspersky bloqueó más de 100.000 intentos de ataque relacionados con criptodivisas (los delincuentes consiguieron del orden de 10 millones de euros). La mayoría de ataques se producen mediante páginas web falsas y ataques al correo electrónico para hacerse con las claves de posesión de monedas virtuales. 

Los consejos

Bitcoin.org advierte que la moneda "es un activo de alto riesgo, y nunca se debe almacenar dinero que no se pueda permitir dar el lujo de perder con bitcóin". Aconseja que los propietarios de bitcóin deben utilizar las direcciones de sus monedas una sola vez para evitar que nadie pueda relacionar operaciones con la identidad de su propietario (su IP) y desvalijar las carteras virtuales. "Considere esconder su dirección IP con la herramienta Tor para que no pueda ser registrada", advierten en Bitcoin.org.