Ir a contenido

Energía

La gran industria podría tener redes cerradas en el plazo de tres meses

El borrador de la ley de Cambio Climático incluye esta figura que además fue aprobada esta semana en una moción en el Congreso

Sara Ledo

Empresas petroquímicas en el Camp de Tarragona

Empresas petroquímicas en el Camp de Tarragona

La implantación de las redes eléctricas cerradas, es decir, la posibilidad de que todas las industrias de un polígono estén interconectadas entre sí y puedan, de esta forma, optimizar su consumo podría llevarse a cabo en el plazo de tres meses.  

Ese es el tiempo que el Congreso le ha dado al Gobierno para establecer el trámite legislativo adecuado para llevar a cabo una moción aprobada esta semana que incluye otras proposiciones como la actualización de los planes de emergencia nuclear de la provincia de Tarragona. Pero, además, el Gobierno introduce también esta figura en el borrador de su Ley de Cambio Climático y Transición Energética, con lo que parece "evidente" que se llevará a cabo.

La idea nació en el seno de ERC que la llevó al Congreso de los Diputados a través de una Proposición No de Ley para que "los polígonos catalanes puedan competir en costes con los del resto de Europa". En concreto, el ahorro de los costes energéticos del uso de este tipo de redes se sitúa alrededor del 30%. ERC pensó en el Complejo Químico de Tarragona para que tengan "esta herramienta" y puedan reducir esos déficits de competitividad, explica el diputado Joan Capdevila.

Consumidor electrointensivo

El borrador de la ley también establece un Estatuto de Consumidores Electrointensivos para reconocer "las particularidades de los grandes consumidores industriales con un elevado uso de electricidad" que debiera ser aprobado en seis meses tras la entrada en vigor de la ley para darle más seguridad y estabilidad a una industria que en las últimas semanas ha estado llena de anuncios de cierres como Alcoa o Vestas.

Aunque el texto no precisa cuáles serían las medidas que propone este Estatuto, fuentes del ministerio señalan que irían encaminadas a "que no ocurran situaciones en las que una empresa se lleve la mayor parte de dinero en interrumpibilidad". "Quizás nos ahorraríamos futuras 'Alcoas' si no solo la vinculásemos al precio, sino también a planes de innovación", agrega Capdevila. 

Temas: Energía