Ir a contenido

PRÉSTAMOS

Las hipotecas españolas, más caras que en Alemania y Francia

Margrethe Vestager.

Margrethe Vestager. / YVES HERMAN (REUTERS)

El coste compuesto de los préstamos a particulares para la compra de vivienda en España se situó el pasado mes de septiembre en el 1,94% anual, por encima de la media de la zona euro, que alcanzó el 1,79%, lo que convirtió a las hipotecas españolas en las décimas más caras entre los países del euro, según los datos del indicador del Banco Central Europeo (BCE).

El coste de los préstamos hipotecarios en España resultó en septiembre más caro que el del resto de las grandes economías de la zona euro, ya que en Alemania fue del 1,86% y en Francia del 1,51%, mientras que en Italia se situó en el 1,79%. Los costes más altos se registraron en septiembre en Irlanda y Grecia, con un 2,98% en ambos casos, por delante del 2,70% de Letonia, mientras que las hipotecas más baratas correspondieron a Finlandia, con el 0,88%, y Portugal, con el 1,36%.

No obstante, el coste de las hipotecas españolas se abarató en septiembre de manera mucho más acusada que la media de la eurozona, ya que en agosto se había situado en el 2%, frente al 1,81% de la zona euro. Las hipotecas españolas no registran un coste por debajo de la media de la eurozona desde abril del 2017, cuando se situaron en el 1,86%, frente al 1,87% de la zona euro. El mayor coste de la serie histórica de los préstamos a particulares para la compra de vivienda se registró en España en octubre del 2008, con el 6,07%, mientras que en el conjunto de la eurozona correspondió a septiembre del 2008, con el 5,55%.

El portavoz de la Asociación Española de Banca, José Luis Martínez Campuzano, ha señalado que el mercado hipotecario español "es uno de los mejores de Europa", considerando sus características como el largo plazo del préstamo, las diferentes alternativas de financiación existentes para el cliente y por las favorables condiciones de financiación.

Según datos del BCE y el Banco de España correspondientes al mes de septiembre, el tipo de interés efectivo en el saldo vivo del préstamo hipotecario es del 1,2% en España, casi un punto por debajo de la misma referencia europea, ha añadido. La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, anticipó que las recientes decisiones en España relativas al impuesto de actos jurídicos documentados (IAJD), el que se abona cuando se formaliza una hipoteca, producirán una "reacción en el mercado español" y "diferencias en el campo de juego europeo". "Va a haber una reacción en el mercado dentro del país, pero también va a haber diferencias en el campo de juego europeo, al igual que ocurre con las diferencias en el impuesto de sociedades entre los distintos países", señaló Vestager.