Ir a contenido

En Catalunya

La IAC convoca huelga general de funcionarios el 29 de noviembre

La convocatoria de este sindicato coincide con paros ya registrados en sanidad y educación y anticipa la huelga del 12 de diciembre

Gabriel Ubieto

Concentración de delegados sindicales de la IAC frente a la sede del Departament de Treball de la Generalitat.

Concentración de delegados sindicales de la IAC frente a la sede del Departament de Treball de la Generalitat. / Ricard Cugat (El Periódico)

La Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC) ha convocado huelga general de funcionarios para el próximo 29 de noviembre. Así lo han comunicado fuentes del sindicato, que realizará paros parciales del personal administrativo de dos horas en una jornada en la que ya están programadas huelgas sectoriales en enseñanza y en los servicios sanitarios de atención primaria. 

La convocatoria de huelga de la IAC anticipará de esta manera el paro general secundado por CCOO y UGT para el próximo 12 de diciembre y se enmarca en un final de año de movilización general en el sector público catalán. Desde los bomberos, pasando por la sanidad concertada hasta la administración de justicia. Los representantes de los trabajadores de diferentes organizaciones se han planteado apretarle al Govern para recuperar el terreno perdido por los recortes posteriores a la crisis.

Mismas reivindicaciones, diferentes convocatorias

Las reivindicaciones de las dos huelgas generales son idénticas: la recuperación de las pagas extras para los funcionarios catalanes equivalentes a los años 2013 y 2014. El monto total de las cuales asciende a 1.100 millones de euros y, de momento, Govern y sindicatos no han conseguido pactar un calendario de devolciones tras meses de negociaciones. Ambas convocatorias de huelga surgen tras la última propuesta de la Generalitat, que calculaba devolver las pagas en plazos progresivos hasta el 2026.  

Fuentes tanto de la IAC como de CCOO y UGT reconocen que las diferentes organizaciones estuvieron intentando cerrar una convocatoria conjunta hasta última hora, algo que finalmente no fructificó. La primera acusa a las segundas de "incoherencia", al no ver condiciones para una huelga en educación para el día 29 de noviembre, pero si para una de todos los funcionarios para el 12 de diciembre. Las segundas consideran que hacer coincidir la huelga general con una convocatoria sectorial distorsiona el mensaje unitario. 

Estrategias separadas

No obstante, la línea de actuación de IAC y la dupla CCOO y UGT no se ha caracterizado hasta ahora por la unidad de acción. En julio del 2017, con el anterior Ejecutivo catalán, CCOO y UGT firmaron un calendario de devoluciones según el que el Govern se comprometía a abonar el 10% de la extra en el 2013 antes de finalizar el 2018 y otro 10% de la del 2014 durante el 2019, junto a un calendario consensuado para el global. La IAC ya no firmó entonces ese pacto, al considerar inadmisibles los plazos para recuperar un derecho que los trabajadores del resto de comunidades autónomas ya habían visto restituido.

Otro momento de roce entre las organizaciones llegó en las reuniones para concretar la aplicación de los incrementos de sueldo de este 2018, pactados a nivel estatal pero pendientes de cerrar cada comunidad por su parte. La cifra de aumento era del 1,95%, desglosado en un 1,75 fijo y un 0,2% variable. La IAC volvió a levantarse de la mesa, al considerar que no era aceptable que la Generalitat dilatase las negociaciones por ese 0,2%, equivalente a 70 euros por funcionario.