29 sep 2020

Ir a contenido

Conflicto sindical

Los bomberos de Seat encadenan 15 días de huelga para exigir un convenio

Los trabajadores de una de las subcontratas que prestan servicios en la planta de Martorell consiguen su primera reunión con la empresa tras el inicio de las protestas

Gabriel Ubieto

Imagen de archivo de una vista aérea de la planta de Seat en Martorell.

Imagen de archivo de una vista aérea de la planta de Seat en Martorell. / El Periódico (Archivo)

Un total de 15 días de huelga han tardado los bomberos de Seat en conseguir que la empresa se siente a negociar con ellos las condiciones de un nuevo convenio colectivo. Una empresa que no es Seat, sino Falck SCI, que desde julio del 2018 gestiona los servicios antiincendios de la planta que la firma automovilística tiene en Martorell. Actualmente los servicios mínimos los prestan entre Protección Civil y los bomberos de la Generalitat.

Este jueves las partes tienen programada su primera reunión desde que los 34 miembros de la plantilla se declararon en huelga, en la que intentarán alcanzar un acuerdo sobre las condiciones laborales de los trabajadores, según han confirmado empresa y empleados. La principal baza de las negociaciones no será el sueldo, sino los horarios. "En las últimas semanas encadenábamos jornadas de hasta siete días consecutivos, con turnos de 12 horas. Es algo inasumible e incompatible con cualquier conciliación familiar", explican desde el comité de empresa, donde tiene mayoría sindical la Unió Sindical de Bombers d’Empresa de Catalunya (USBEC).

Los cuadrantes de los trabajadores, a los que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, muestran que la jornada habitual son turnos de 12 horas de dos o tres días seguidos, con una proporción similar de jornadas posteriores de descanso. No obstante, de los 34 trabajadores, hay 6 que durante noviembre y diciembre encadenan en algún momento entre cinco y siete días seguidos de trabajo. Es decir, entre 60 y 84 horas en una semana.

"Su actividad principal no es la lucha contra incendios. La nuestra sí", reza la publicidad de Falck en su página web. Falck es una empresa denominada multiservicios, es decir, se encarga de asumir determinadas partes de la actividad de una empresa. Sus trabajadores no se rigen por el convenio del sector, sino de uno propio de la compañía. Este es el mismo método de organización empresarial por el que se rigen la gran mayoría de vigilantes de seguridad de los aeropuertos o las camareras de piso. Actualmente, según el pliegue de condiciones de Falck, los bomberos tienen un jornada de 1.826 horas anuales, más 22 posibles extras. La propuesta de los trabajadores para el nuevo convenio es de 1760 horas anuales.

"FALCK SCI está en total disposición de iniciar un proceso de dialogo con el objetivo de negociar un convenio colectivo para los trabajadores [...] siendo lo deseable tener esa negociación en un clima de normalidad entre las partes y no bajo la presión de la huelga indefinida", afirma la empresa en un comunicado en el que reitera que ha actuado en todo momento "con escrupuloso respeto a las disposiciones laborales vigentes".

Fuentes del comité de empresa de Seat afirman ser conscientes del problema sindical de sus homólogos de la subcontrata y que instarán a la compañía para que ejerza presión a su favor.